Chris Froome (Team Sky)

Cuando Chris Froome ataco en solitario a falta de 80 km en plena escalada al Colle delle Finestre hasta el final en Bardonecchia, despertó una sensación de asombro entre los que miraban el Giro de Italia en la TV, a lo largo de la carretera, en la línea de meta e incluso entre aquellos en los autobuses del equipo estacionados al pie de la escalada final.

Desde el momento en que Froome consiguió la victoria de etapa, relegando a Tom Dumoulin, quien terminó a 3:23, nuevamente al segundo lugar a 40 segundos del líder en la clasificación general, el asombro fue generalizado. A falta de una etapa de montaña antes de la etapa final en Roma el domingo, Froome parece tener todo listo para ganar su tercera Gran Vuelta consecutiva después de llevarse el Tour de Francia y la Vuelta a España el año pasado.

Es difícil poner el triunfo de Froome en contexto y compararlo con actuaciones similares. Es histórico, especialmente después de que los contratiempos que ha tenido desde su accidente antes de la contrarreloj en Jerusalén y lo mal que se le había visto en las etapas anteriores de montaña.

Chris Froome (Team Sky)
Chris Froome atacando en el Colle Delle Finestre

La televisión italiana lo comparó rápidamente con las actuaciones de Fausto Coppi en los años cuarenta y cincuenta por la forma en que atacó en solitario. Otros lo compararon con el ataque en solitario de Floyd Landis en Morzine en el Tour de Francia 2006. El estadounidense había perdido tiempo el día anterior, pero se fue en solitario a través de los Alpes para conseguir la victoria general. Por supuesto, una semana después de la carrera, Landis dio positivo y finalmente fue suspendido por dopaje.

Si bien las circunstancias son bastante diferentes, Froome y sus abogados continúan discutiendo su caso de salbutamol mientras compite en el Giro de Italia, con la esperanza de que un eventual veredicto de culpabilidad no le cueste sus victorias en esta carrera y en la Vuelta a España del año pasado.

El manager del Team Sky, Dave Brailsford, quien apareció una vez finalizada la etapa en el autobús de Team Sky, está convencido de que el resultado de Froome seguirá vigente, describiéndolo como uno de los mejores momentos del Team Sky.

“100 por ciento, por supuesto que sí”, dijo Brailsford cuando se comparó con Landis. “Hoy fue el mejor rendimiento de su carrera, uno de los mejores días en la historia del equipo. Ser capaz de llevarlo a cabo y fue muy agradable.”

“Obviamente en el calor del momento, tienes que parar y reflexionar un poco, pero se siente como probablemente nuestra mejor victoria de etapa. Veremos qué pasa mañana y como será el final de la carrera, pero sin duda fue espectacular”.

Froome ha ganado el Tour de Francia cuatro veces, pero la actuación de este viernes es una de las más grandes que ha hecho el ciclista británico en su carrera de profesional.

“Creo que esa fue una de las cosas más increíbles que he hecho en la bicicleta”, dijo Froome. “Es genial correr así. Se trata de carreras de bicicletas, de eso se trata, especialmente en el Giro de Italia”.

Pero no todos mostraban palabras de elogio. Un aire de incredulidad flotaba sobre los autobuses de los equipos mientras otros ciclistas se daban cuenta de cuánto tiempo habían perdido y cuánto Froome los había hecho sufrir.

George Bennett no sabía el resultado de la etapa cuando llegó al autobús del Lotto NL-Jumbo y no podía creer que Froome se hubiera llevado la Maglia Rosa.

“¿Se fue Froome en solitario? ¡De ninguna manera!” dijo Bennett asombrado cuando le dijeron que Froome había ganado por tres minutos y que también tenía la maglia rosa.

“Él hizo un Landis. ¡Jesús! ¿Estás bromeando?”

Domenico Pozzovivo terminó a 8:29 de Froome y a 5:23 de Tom Dumoulin, Thibaut Pinot, Richard Carapaz y Miguel Ángel López después de luchar para perseguir a sus rivales junto a Bennett. El ciclista italiano paso del tercer al sexto puesto de la general con una diferencia de 8:03 con Froome.

Domenico Pozzovivo
Domenico Pozzovivo en la etapa 19 del Giro de Italia

“El adjetivo que usaría para describir la actuación de Froome es ‘mostruoso’. Si miro mis vatios y creo que terminé ocho minutos más abajo, hizo una gran carrera, algo increíble”, dijo Pozzovivo.

El ex corredor y ahora entrenador de Fabio Aru, Paolo Tiralongo, vieron la victoria de Froome en una pequeña pantalla de televisión en un automóvil del equipo UAE Team Emirates después que Aru finalmente abandonara el Giro de Italia al principio de la etapa.

“Estoy seguro de que esta actuación se mantendrá en la historia del deporte porque llegó en una de las etapas más difíciles de la carrera de este año después de tres semanas de carrera”, dijo Tiralongo.

“Solo podemos decir chapeau porque pasó un tiempo desde que vimos un ataque como ese que volteó la carrera y le dio al ganador la maglia rosa”.

Tiralongo descartó cualquier comparación con la victoria de Landis en el Tour de Francia.

“No, esto no es como el triunfo de Landis. Es Chris Froome, no es un burro. Hizo un viaje como solía hacer Alberto Contador”.

Polémica aparte, Froome hoy realizo una actuación espectacular no antes vista desde la hecha por Alberto Contador en la Vuelta a España de 2012 en la mítica etapa de Fuente Dé. Sin embargo, el caso de Froome con el salbutamol sigue reciente y su demora en la resolución del caso solo deja un manto de duda en la actuación del británico.