Simon Yates (Mitchelton-Scott)

El ciclista británico Simon Yates, del Mitchelton-Scott, ganó su segunda etapa en la edición 2018 del Giro de Italia, pero cree que los esfuerzos del día no fueron lo suficientemente buenos.

El ciclista ha insistido en tomar cada segundo posible antes de la jornada de contrarreloj Individual de la etapa 16 en donde Tom Dumoulin (Team Sunweb) podría tomar mucho tiempo.

“Lo intento, sigo tratando de tomar tiempo”, dijo Yates a la emisora ​​italiana RAI al final de la etapa 11 del Giro.

“Fue un final realmente difícil con la escalada. Tom me estaba persiguiendo todo el camino hasta la línea de meta, así que ha sido muy difícil, pero estoy feliz de haber podido meter más tiempo”.

Simon Yates ganó más tiempo con relaciona otros ciclistas como Chris Froome y Fabio Aru, pero solo piensa en un contrincante. “Con Froome, ya tengo una buena brecha, necesito tiempo con Dumoulin y él fue el segundo (de la etapa)”, explicó.

“Así que estoy feliz de haber conseguido tiempo, estoy feliz de haber ganado la etapa, pero como siempre tendré que seguir intentando porque aún no tengo suficiente. Di todo lo que había para ganar algo de tiempo, pero fue solo una pequeña ganancia”.

La etapa 16 del Giro de Italia 2018 es una prueba contrarreloj individual de 34.2 kilómetros entre las localidades de Trento y Rovereto, una jornada que se acomoda a las extraordinarias habilidades de Tom Dumoulin en la crono.

Las próximas dos etapas del Giro se presumen que serán tranquilas para los hombres de la general. El próximo gran desafío se viene este sábado con el final en el Monte Zoncolan donde seguramente se verán grandes diferencias.