Tom Dumoulin (Team Sunweb)

El ciclista holandés Tom Dumoulin (Team Sunweb) estaba contento con su actuación al final de la etapa 11 del Giro de Italia en la que terminó segundo detrás de Simon Yates y limitó el daño a solo unos segundos.

Dumoulin fue el único ciclista que permaneció cerca de Yates cuando el corredor del Mitchelton-Scott atacó en la escalada final. Al final, la brecha entre los dos ciclistas fue de solo dos segundos, y Yates también tomó cuatro segundos de bonificación adicionales.

“No fui lo suficientemente bueno para ganar, pero estoy súper satisfecho”, dijo Dumoulin. “Las piernas estaban un poco dolorosas al principio de la etapa, pero creo que todos lo tenían después de ayer. A medida que avanzaba la etapa me sentí mucho mejor.”

A falta de dos kilómetros para finalizar la jornada, Simon Yates lanzo un ataque en las empinadas rampas en Osimo, ataque que en medida fue soportado por Dumoulin.

“Traté de seguir a Yates, pero no pude cerrar la brecha y me mantuve a la misma distancia, no me puedo culpar a mí mismo. Me siento muy bien, este es mi mejor resultado desde Jerusalén y mi mejor sensación hasta ahora. El fin de semana va a ser muy duro y daré lo mejor de mí para defender esta posición. Todavía queda un largo camino hasta Roma”.

Dumoulin se mantiene en el segundo lugar en la clasificación general, a 47 segundos del líder de la carrera, Yates a la espera de las etapas de montaña del fin de semana y la prueba contrarreloj del martes, día después de tercer y último día de descanso del Giro de Italia.