Chris Froome

Chris Froome necesitó cerca de dos horas para realizarse una prueba antidopaje después de que la sexta etapa finalizara en el Monte Etna, por lo cual perdió un lugar en el helicóptero del Team Sky desde el volcán siciliano hasta su hotel de equipo en la parte continental de Italia.

El traslado de Chris Froome al parecer se produjo horas después. Aunque no hay confirmación, al parecer Team Sky se vio en la necesidad de contratar un vuelo en helicóptero particular para trasladar al ciclista británico hasta el hotel donde se hospedaba el equipo.

Froome le dijo a La Gazzetta dello Sport que se detuvo para orinar a solo 30 km del final de la etapa hacia el Monte Etna, motivo por el cual se le dificulto producir orina suficiente para la prueba antidopaje después de la etapa.

Pero no solo Froome utilizo un helicóptero para realizar el traslado, el UAE Team Emirates contrató su propio helicóptero para llevar a Fabio Aru y varios compañeros de equipo a tierra firme y de esta forma evitar el largo viaje a Messina y luego el viaje en ferry.

Froome no se mostró en buenas condiciones en la escalada al Monte Etna, pero a pesar de pasar momentos de dificultad logro recuperarse y cruzar la línea de meta junto a un grupo de favoritos como Tom Dumoulin, Miguel Ángel López y Thibaut Pinot.

Otros ciclistas y equipos tuvieron que soportar una larga transferencia para llegar a sus hoteles. Según los informes, Tom Dumoulin y Team Sunweb cruzaron el Estrecho de Messina a las 21:45 después de que uno de los barcos sufriera un problema en el motor.

La mayoría de los equipos tuvieron que conducir a Reggio Calabria, con masajes y cenas preparadas y servidas a altas horas de la noche. Los mecánicos y el personal del equipo trabajaron hasta bien entrada la noche para estar listos para la etapa que partía en Pizzo hasta Praia a Mare este viernes.