Tim Wellens (Lotto Fix All)

Tim Wellens consiguió una excelente victoria en la cuarta etapa del Giro de Italia 2018 con final en Caltagirone, y no fue casualidad, Wellens y su equipo estudiaron sus posibilidades de victoria y concretaron magistralmente su plan.

Animado por su excelente estado de forma en primavera, Wellens llegó a este Giro de Italia con victorias y logró su objetivo en la primera oportunidad que se le presento.

“Hoy se planeó ir por la victoria de etapa desde el principio. Vimos antes de la etapa en Internet que yo era el favorito más grande, así que fuimos por todo, y no podría haber ido mejor”, dijo Wellens después.

Wellens estuvo bien posicionado durante todo el último kilómetro y se movió rápidamente a la rueda trasera de Enrico Battaglin (Lotto NL-Jumbo) cuando el italiano lanzo un fuerte ataque en los últimos 250 metros del final. Poco después, Wellens realizo una feroz aceleración y se mantuvo alejado de Michael Woods (EF Education First-Drapac) para tomar los honores de la etapa.

“No estaba seguro hasta el final. Sentí que no estaba disminuyendo la velocidad, pero nunca se sabe si alguien viene más rápido por detrás”, dijo Wellens. “Battaglin se fue a 250 metros del final, y yo lo seguí, y luego lo pasé en los últimos 200 metros”.

La victoria fue la segunda de Wellens en el Giro después de su triunfo en Roccaraso en la semana de apertura de la edición 2016 de la corsa rosa. En esa ocasión, Wellens triunfó en solitario, pero esta victoria, por delante de todos los favoritos para la General en el Giro, es una que él siente que tiene más peso.

“Hace dos años, sabía que ya había ganado a pocos kilómetros del final, por lo que la sensación no era la misma”, dijo Wellens. “Hoy hubo mucha emoción, y se siente mejor vencer a todo el pelotón que en una fuga. Para mí, esta es una victoria más especial. Hoy también fue una victoria para el equipo. Adam Hansen hizo una gran actuación y trabajo para mí en el final, y luego Tosh van der Sande me mantuvo en posición en la subida”.

La victoria de Wellens no ha hecho ningún daño a sus esperanzas de liderar al equipo belga en los Mundiales en Innsbruck: “Voy a trabajar específicamente para los Mundiales. No seré el único líder de Bélgica, pero quiero ser uno de ellos”, explicó, pero aunque ahora está cuarto en la clasificación general, 19 segundos detrás de Rohan Dennis (BMC Racing), no tiene ambiciones de probarse a sí mismo en tres semanas.

“Sé qué clase de ciclista soy. Soy el tipo de ciclistas que puede ir por la General en una carrera de una semana, y me gustan las clásicas y Lombardía”, dijo. “Pero en las Grandes Vueltas, prefiero ir por las victorias de etapa en lugar de la General”.

Wellens debería tener la oportunidad de aumentar su récord de victorias de etapas en lo que falta del Giro, sobre todo en el final en alto del sábado en Montevergine, donde su compatriota Bart De Clercq fue el último ganador en 2011.

“Estamos viendo la carrera día a día, pero ya demostré que tengo muy buenas piernas”, dijo Wellens. “Cuando obtienes una victoria, estás más relajado, y todo es más fácil, así que espero ir a por otra, pero también quiero ayudar a mis compañeros de equipo en las etapas aquí”.