Auto del Astana

Un voluntario en la carrera estuvo a punto de sufrir una fatalidad durante la etapa final del Tour de Yorkshire cuando un auto del equipo Astana casi lo arrolla. La extrema agilidad del voluntario evitó que fuera atropellado por el automóvil.

El voluntario, que llevaba una chaqueta reflectora, estaba estacionado en un paso de peatones en el centro de la carretera para advertir a los ciclistas de su presencia. Los fugados, el pelotón y varios vehículos del equipo lograron pasar sin problemas, pero el conductor del vehículo Astana no pareció notarlo y condujo directamente hacia él.

El voluntario se apartó del camino del vehículo que se aproximaba antes de que fuera demasiado tarde mientras el automóvil continuaba, pasando sobre los bolardos.

Un video del incidente fue ampliamente difundido en las redes sociales y Astana emitió un comunicado en Twitter a primera hora de la mañana del lunes.

“Sentimos mucho el incidente con el automóvil de nuestro equipo. El director deportivo que conducía el automóvil se puso en contacto con el organizador de la carrera inmediatamente después de la etapa para enviar nuestras disculpas. También estamos tratando de contactarnos con el jefe de policía. Lo siento y quiero que esto nunca vuelva a suceder”.