Chris Froome
©Renaat Schotte

Chris Froome no inicio con buen pie en su intento por ganar el Giro de Italia antes de que comenzara la carrera, ya que el ciclista del Team Sky se accidentó mientras realizaba un reconocimiento de la contrarreloj de apertura este viernes.

Froome termino con abrasiones en el lado derecho de su cuerpo, un corte en la rodilla, pantalones cortos rotos en la cadera y una camiseta rasgada cerca del omóplato.

Se puso de pie y regresó al autobús de Team Sky, donde los médicos del equipo lo están examinando. Team Sky le dijo al portal de noticias Cyclingnews que Froome está bien, y que no hay daño significativo o causa de preocupación.

El Giro de Italia se pone en marcha hoy con una contrarreloj de 9.9 kilómetros en Jerusalén. Para Froome representa una oportunidad de ganar tiempo con sus rivales en la búsqueda de la camiseta rosa.

“Es muy importante. Es decir, es una prueba contrarreloj corta, creo que podríamos ver brechas de hasta 20 o 30 segundos entre los principales contendientes, especialmente en un circuito tan técnico y difícil. Vamos a ver grandes diferencias mañana, especialmente con el calor también”, dijo Froome en su conferencia de prensa previa a la carrera el jueves.

Los resultados en carrera para Froome este año han sido anónimos, al menos para los estándares de un cuatro veces campeón del Tour de Francia, pero parecía confiado cuando hablaba de su forma y el clima que afrontaran en las primeras etapas del Giro de Italia:

“Prefiero cuando hace calor, 100 por ciento”, dijo. “Veremos cómo está el viento durante las etapas. Si hay viento, todos lo sabrán. No le temo. Las etapas con vientos cruzados son parte de una Gran Vuelta”.

En cuanto a los interrogantes que rodean su forma, “Ya veremos. Me sentí mejor ya en el Tour de los Alpes, y creo que mejoré un poco más en las últimas dos etapas”.