Froome y Prudhomme

El director del Tour de Francia, Christian Prudhomme, reiteró su pedido de una pronta resolución del caso de salbutamol de Chris Froome, y dijo que es “completamente grotesco” que aún no se haya llegado a un veredicto.

Froome arrojo una prueba positiva de salbutamol en camino a su victoria en la Vuelta a España del año pasado, pero como el salbutamol figura como una sustancia especificada, el ciclista del Team Sky sigue en libertad para correr a la espera de la resolución del caso. El británico comenzó su temporada en la Ruta del Sol y actualmente se encuentra en Italia para Tirreno-Adriático.

Las noticias de la prueba positiva de Froome se revelaron a mediados de diciembre, y con el paso de los meses, parece cada vez más probable que el británico -como Alberto Contador en 2011- pueda competir tanto en el Giro de Italia como en el Tour de Francia mientras está a la espera un veredicto sobre su caso.

“Lo que queremos ardientemente, como todos los organizadores, es que la UCI brinde una respuesta”, dijo Prudhomme a RMC Sport. “Desde el mes de diciembre dije que queríamos una respuesta rápida. Ahora podemos eliminar la palabra ‘rápido’. Queremos una respuesta. Los organizadores necesitan una respuesta”.

Prudhomme se negó cuando se le preguntó si preferiría que Froome se mantuviera alejado de la gira 2018, diciendo que era responsabilidad de la UCI emitir un fallo sobre el caso.

“Esa no es la pregunta. Lo que queremos es una respuesta. Necesitamos una respuesta, no solo para nosotros en el Tour de Francia, sino para todos los organizadores, para que no haya un corredor que luego diga que no debería haber participado desde el principio”, dijo Prudhomme. “¡Es loco! ¡Es completamente grotesco! Necesitamos una respuesta”.

Prudhomme se negó a recurrir a la ASO sobre tomar medidas para evitar que Froome participe en el Tour si no se llega a un veredicto en el caso antes de julio.

“Desde el momento en que hay una respuesta [de la UCI], veremos…”, dijo Prudhomme. “Simplemente necesitamos una respuesta. No somos el organismo de gobierno internacional”.

En 2008, ASO optó por no invitar al equipo Astana del campeón defensor Alberto Contador debido a recelos sobre el historial ético del equipo, pero el organizador tuvo mayor libertad para hacerlo en esa ocasión dado que el Tour no era parte del ProTour en 2008 debido a una disputa con la UCI.

Tres años más tarde, con las carreras de ASO en el WorldTour, Contador participó en el Tour de 2011 a pesar de su prueba positiva para clenbuterol 12 meses antes. En 2012, el Tribunal de Arbitraje para el Deporte eventualmente dictaminó que Contador debería recibir una suspensión de dos años retroactiva, y fue despojado de su victoria en el Tour 2010.

Prudhomme expresó su molestia de que la UCI no haya modificado lo suficiente las reglamentaciones que rigen el procesamiento de casos de dopaje a raíz del prolongado caso Contador.

“Desde 2010, y eso es hace ocho años, no se ha hecho nada para cambiar el texto [de las regulaciones – ed.] El texto es incomprensible para las personas”, dijo Prudhomme. “Un caso anormal, eso no significa nada. Tiene que ser negro o blanco, y el resto no es importante. Queremos una respuesta”.