Compartir
Bryan Fogel y Dan Cogan

El innovador documental sobre dopaje “Ícarus” ganó el Premio de la Academia al mejor documental, y se convirtió en la primera película respaldada por Netflix en ganar el Oscar en la categoría de documental.

El director Bryan Fogel y el productor Dan Cogan, muestran en el largometraje inicialmente como Fogel está usando drogas que mejoran el rendimiento para prepararse para la Haute Route amateur.

A medida que transcurre el documental la trama se va convirtiendo rápidamente en la mayor exposición al dopaje en el deporte hasta la fecha.

Bryan Fogel apuntó en dirección al jefe de antidopaje de Rusia, Grigory Rodchenkov, que originalmente diseño un programa de dopaje para Fogel en su participación en la Haute mientras permanecía sin ser detectado por los controles antidopaje.

El documental dio un giro cuando Rodchenkov admitió ser vital en el programa de dopaje patrocinado por el estado de Rusia antes de los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi 2014.

Con la ayuda de Bryan Fogel, el ruso se convirtió en informante y ayudó a descubrir el alcance del dopaje en el deporte ruso.

A través de la evidencia provista por Rodchenkov, posteriormente se le prohibió a Rusia competir en los Juegos Olímpicos de Invierno de este año en PyeongChang.

Rochenkov ahora está bajo custodia de protección de testigos en los Estados Unidos y como resultado de sus revelaciones y cree que su vida está amenazada debido a su decisión de hablar.

Icarus logró vencer a los documentales Abacus, Last Men en Aleppo, Strong Island y Face Places en el galardón con Fogel elogiando el trabajo del ahora oculto Rochenkov.

“Dedicamos este premio al Dr. Grigory Rodchenkov, nuestro intrépido informante que ahora vive en gran peligro”, dijo Fogel. “Esperamos que Ícaro sea una llamada de atención, sí, sobre Rusia, pero más que eso, sobre la importancia de decir la verdad, ahora más que nunca”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here