Mikel Landa

Mikel Landa (Movistar Team) ha confirmado que no participará en el Giro de Italia en 2018 y que en su lugar volverá al Tour de Francia, donde se perdió el podio la temporada pasada por tan solo un segundo.

En declaraciones hechas cuando asistía a la presentación del recorrido de la Vuelta a España 2018 en Estepona, Landa confirmó que “quería ir al Tour de Francia en la mejor forma y creo que tengo que sacrificar el Giro de Italia si lo hago”.

“La Vuelta a España también es muy probable, particularmente con un Mundial que es tan exigente este año y que se adapta a los escaladores, y vuelta sería una buena preparación para eso”, continuó Landa. “Y creo que es bueno para mí hacer dos Grandes Vueltas, así que si no hago el Giro, eso hace que la Vuelta sea más probable”.

El creciente interés de Landa en el Tour, inspirado por una excelente actuación en 2017 a pesar de trabajar para su compañero de equipo Sky, Chris Froome, confirma efectivamente que Movistar no competirá en el Giro de Italia con ninguno de sus tres líderes.

En cambio, el equipo español enfrentará el Tour con una combinación muy inusual de tres potenciales contendientes a la General: Landa, Nairo Quintana y Alejandro Valverde. Mientras que Valverde seguramente hará la Vuelta y es casi seguro que Landa se una a él, la única incertidumbre que queda ahora es si Quintana regresará a la Vuelta, que ganó en 2016.

La ausencia de Landa en el Giro de Italia 2018 significa que va a estar ausente de una carrera que ha disputado todos los años desde 2014, cuando finalizó en el puesto 34. El Giro fue el sitio de su mayor avance en 2015, cuando el vasco reclamó su primer podio en Grandes Vueltas hasta la fecha, quedando tercero en la general. Eso fue seguido por un abandono por enfermedad estomacal en 2016 y, luego de una mala caída en el Blockhaus consiguió una victoria de etapa y el título de Rey de las Montañas el año pasado.

Por otro lado, el Tour de Francia de este año es muy adecuado para Landa, con muy pocos kilómetros de contrarreloj, complicadas etapas de montaña y mucho terreno para ataques oportunistas.

“Tenemos un equipo fuerte con Movistar para enfrentar a Sky si [Chris] Froome finalmente compite. Tom Dumoulin no participará [la participación del holandés en el Tour permanece sin confirmar] y ciclistas como [Rigoberto] Urán y [Romain] Bardet son muy similares a mí en lo que respecta a la prueba contrarreloj. Va a ser un año muy motivador”.

Landa insistió, también, en que no habría problemas para compartir un equipo con Quintana. “Está todo bien”, dijo. “He estado en esta situación antes, y los dos tenemos claro que estamos compitiendo por Movistar, y comenzaremos [la temporada] como líderes, junto con Valverde. Entonces el camino la carretera”.

Landa estaba entusiasmado con el recorrido de la Vuelta, que se dio a conocer el sábado. “Es una Vuelta a España muy desafiante, desde el primer día hasta el último. Tienes que asegurarte de llegar a la última etapa de montaña en Andorra sintiéndote fuerte”, dijo Landa, quien agregó que su motivación es aún mayor dado que ya ganó una difícil etapa en Andorra, en 2015.

La etapa que atraviesa el País Vasco, su región de origen, con un final en el Mont Oiz, también llamó su atención. “Es muy inspirador también, especialmente para un escalador como yo”, dijo Landa.

Tras la presentación de la Vuelta en Andalucía, Landa regresará a la región más meridional de España a mediados de febrero para su primera carrera de la temporada, la Ruta del Sol, que marcará su debut con Movistar Team.