Javier Guillén y Chris froome

El director de Vuelta a España, Javier Guillén, describió el hallazgo analítico adverso (AAF) de Chris Froome para el salbutamol en la carrera del año pasado como un “duro golpe” y espera que el caso se resuelva pronto.

“Esperamos que se resuelva pronto”, dijo Guillén después de la presentación del recorrido de la Vuelta a España 2018 este sábado en la sureña ciudad de Estepona. “Es preocupante. No podemos participar, ya sea a favor o en contra, obviamente, pero a medida que el telón sube en la temporada 2018, necesitamos cierta certeza. Y cuanto antes mejor”.

Hablando más tarde a la agencia de noticias española EFE, Guillén describió la noticia de la AAF de Froome como un “duro golpe”.

La UCI reveló que Froome devolvió un AAF en la Vuelta a España de 2017 por el doble de la dosis permitida del medicamento asmático salbutamol. La prueba se llevó a cabo el 7 de septiembre después de la etapa 18 de la Vuelta, una carrera que Froome ganó en la general.

En cuanto a la ruta de la Vuelta en 2018, Guillén reconoció que “el tramo de apertura es un poco más fácil que el año pasado. Pero no ha perdido la esencia de lo que es la primera semana de la Vuelta, con tres finales en alto en los primeros nueve días. Pero yo diría que la parte decisiva de la carrera es prácticamente la misma, incluso si hay tres finales en alto en el segundo fin de semana”.

Los finales en La Camperona, Praeres y Lagos de Covadonga se presentan en las etapas 13, 14 y 15, que es una combinación más dura que el visto en la Vuelta 2017, que hizo que la Sierra de la Pandera y Sierra Nevada terminen en un punto equivalente en el carrera.

“La Pandera no es tanto un ascenso de montaña completo o muy empinado pero es extremadamente difícil, como lo es Lagos de Covadonga, por supuesto. Y tenemos el mismo formato que el año pasado con la prueba contrarreloj en la tercera semana (etapa 16) inmediatamente seguido de un final en alto (Monte Oiz en la etapa 17).”

Si bien la parte de apertura de la Vuelta puede parecer más suave que en los últimos años, Guillén insistió en que la ruta era solo una parte de la historia.

“¿Qué significa eso, que es más fácil o más difícil que otros años?” Guillén dijo. “Los corredores, en última instancia, son quienes nos dicen eso. Pero sí, creo que es un poco más fácil que en ediciones anteriores, sin duda alguna”.

También hay varias etapas de “emboscada”, con un terreno más difícil de lo que los ciclistas pueden esperar en un día con pocas subidas clasificadas.

La etapa 5 corre a través de las montañas al sur de Granada, mientras que la etapa 6, que transcurre en parte a lo largo del litoral de la región de Murcia, “seguramente verá escaleras”, según el ciclista local Alejandro Valverde (Movistar).