Compartir
Lance Armstrong

Lance Armstrong nuevamente está en medio de la polémica después de las acusaciones del periodista Philippe Brunel en su libro “Rouler plus vite que la mort” (correr más rápido que la muerte).

El periodista francés coloca al ex corredor norteamericano como sospechoso de haber recurrido al dopaje mecánico mientras conseguía sus siete triunfos en el Tour de Francia.

El libro “Rouler plus vite que la mort” cuenta las curiosas coincidencias que colocan nuevamente un manto de dudas sobre Armstrong, el cual fue despojado de sus siete títulos en el Tour de Francia después de haberse dopado con testosterona y EPO entre 1999 y 2005.

Según el periódico francés Le Monde, Brunel cuenta en su libro como el norteamericano inicio su camino a las victorias después que Istvan Varjas, ingeniero de nacionalidad húngara y considerado como el cerebro y pionero del dopaje mecánico en el ciclismo, cediera en 1998 su invento a una persona desconocida a cambio de una cantidad de dinero pagada anualmente y la cual aumentaba con el pasar de los años.

Armstrong fue contactado por el periódico francés y tildo estas declaraciones vertidas sobre el como una “broma”. En la actualidad la justicia francesa tiene abierta una investigación sobre el uso de motores en el ciclismo después de las múltiples sospechas que se han conocido al respecto.

No solamente en Francia se investiga este tipo de casos, el FBI también está detrás de estas investigaciones y ha interrogado a Istvan Varjas, según el periódico francés.

El único caso hasta el momento detectado de dopaje mecánico en carreras profesionales se presentó en los campeonatos mundiales de ciclocross con la ciclista Van den Driessche la cual fue detectada con un motor en su bicicleta.