Compartir
Bob Jungels (Quick-Step Floors)

Después de conseguir dos TOP 10 consecutivos en el Giro de Italia, el ciclista del Quick-Step Floors, Bob Jungels centrará su atención en el Tour de Francia en 2018 y de esa forma seguir construyendo su camino a ser un contendiente en Grandes Vueltas.

“Asumiré la batalla de la Clasificación General e intentaré confirmar mis actuaciones de los últimos dos Giros. Es difícil decir un resultado específico ahora, pero sería genial confirmar mi capacidad en París”, dijo Jungels.

“El amarillo es un sueño, pero también un objetivo. Si no alcanzas la cima, no tiene sentido. Todo lo que hago es por una razón”.

Jungels se compara a sí mismo con un rompecabezas cuando habla de su transformación para convertirse en una genuina amenaza de clasificación general en carreras de tres semanas.

Hasta el momento, el ciclista de 25 años ha logrado terminar dentro del top 10 de dos Giros consecutivos, se ha llevado dos camisetas blancas del mejor ciclista joven y ha tenido un período con la camiseta rosa de líder.

El rompecabezas de este año será el Tour y el luxemburgués, que intentará un enfoque diferente en su preparación para Francia, cree que ya ha tomado medidas para armar las piezas.

“Veo el objetivo de cada año como un rompecabezas y mi trabajo es construir las piezas durante el invierno y la primera parte de la temporada, dando muchos pasos antes de llegar a París”, dijo.

“Para este año, voy a Sudáfrica a entrenar en altitud, que es diferente, la primera vez que utilizare la altitud y una forma agradable de combinar turismo con entrenamiento, y luego a Tirreno-Adriático, Volta a Catalunya y las Clásicas de las Ardenas antes del Tour”.

Otra pieza en este rompecabezas, sin duda, será el equipo que rodea a Jungels en el Tour de Francia. Con la presencia de Fernando Gaviria confirmada, las tareas del equipo se dividirán entre estos dos corredores mientras persiguen sus propios objetivos.

Más allá de estos dos líderes de equipo, si Julian Alaphilippe y Philippe Gilbert son seleccionados, es difícil imaginar que no persigan ambiciones personales por etapas.

Sin embargo, Jungels se apresuró a convertir esto en positivo, lo que sugiere que tener tantos corredores capaces de tener éxito personal actúa como una amenaza para los equipos rivales.

“Iremos al Tour peleando en dos frentes con Gaviria, pero incluso hombres como Iljo Kiesse y Max Richeze [los corredores de Gaviria] pueden ayudarme a posicionarme en el grupo.”

“Luego se suman tipos como Gilbert, Alaphilippe, Niki Terpstra o Yves Lampaert, y usted tiene un equipo muy fuerte especialmente con este interesante comienzo del Tour”.

Continuó mirando hacia adelante y dijo: “Con la posibilidad de vientos cruzados, contrarreloj en equipo y empedrados, en un escenario perfecto, estos son obstáculos que podría aprovechar a mis rivales y ese es el enfoque que tendré.”

“La fuerza de este equipo es que podemos tratar cada etapa de una carrera por etapas como lo haríamos en una carrera de un día y tenemos a los muchachos para aprovechar esta situación”.