Compartir
Peter Sagan

Peter Sagan tiene programado una visita a la ciudad del Vaticano para conocer al Papa Francisco y preguntarle si podría bautizar a su hijo Marlon Sagan.

Sagan, quien se encuentra actualmente en Australia preparándose para el Tour Down Under que comienza el martes, hará el viaje a la Ciudad del Vaticano el 24 de enero, según el periódico deportivo italiano La Gazzetta dello Sport.

El tres veces campeón mundial estará acompañado por su esposa Katarina, su hermana, su madre, y su hijo Marlon, a quien Sagan espera sea bautizado por el Papa Francisco como parte de la visita.

Sagan también será invitado a una visita privada a la Capilla Sixtina, y presentará al Papa Francisco una Specialized Venge personalizada que reflejará la luz blanca en la oscuridad y contara con detalles únicos, como los logotipos del Vaticano, la bandera argentina en el marco junto con el nombre de Francesco.

Según los informes, la visita fue conseguida por Andrea Calcagni, director comercial de Volkswagon Italia, la marca de autos que tiene vínculos con Specialized, el patrocinador de bicicletas para el equipo de Sagan Bora-Hansgrohe.

Después de completar el Tour Down Under y encontrarse con el Papa, Sagan viajará a un campo de entrenamiento en altitud en Sierra Nevada en el sur de España, antes de dirigirse a Bélgica para la primera de las Clásicas empedradas en Omloop Het Nieuwsblad el 24 de febrero.

El corredor eslovaco espera que su encuentro con el Papa Francisco le dé la intervención divina que le faltaba en la primera parte de la temporada 2017, cuando su única victoria en el Clásico del norte fue en Kuurne-Bruselas-Kuurne, accidentándose en el Tour de Flandes y fallando en el resto de carreras.