Tejay van Garderen

Richie Porte volverá a liderar al equipo BMC Racing en el Tour de Francia 2018, mientras que Tejay van Garderen regresará a la carrera como gregario del australiano.

Con 48 victorias en 2017 y 22 de ellas en el nivel WorldTour, pocos dirían que BMC Racing tuvo una temporada decepcionante. Brillaron en las Clásicas de Primavera cortesía de Greg Van Avermaet, mientras que Porte contribuyó con victorias vitales antes de accidentarse en el Tour de Francia en julio. Dylan Teuns tuvo una gran temporada, y Rohan Dennis y la resistencia de la contrarreloj del equipo BMC también reforzaron las estadísticas.

La campaña 2018 se construirá sobre bases similares. Van Avermaet tendrá rienda suelta en primavera, y Porte liderará el desafío del equipo en el Tour de Francia en julio. Los cambios más notables incluyen a Van Garderen como un súper-gregario para Porte y Dennis a quien le dieron otra oportunidad en el Giro de Italia.

“Necesitamos subir al podio en el Tour”, dijo Jim Ochowicz durante su discurso en el campamento del equipo en Denia, España.

“Cadel fue nuestro último finalista en el podio del Tour, ganando en 2011, y sabemos cómo hacerlo. Entiendo que necesitas suerte y tener a los atletas correctos alineados, pero tenemos los corredores correctos y Richie es nuestro hombre para hacer el trabajo. Richie definitivamente es un contendiente, y él comenzará en el Tour Down Under, como lo hizo en 2017. Comenzará allí con Dennis y Simon Gerrans, así que vamos allí con un equipo enfocado en la carrera. Tres de ellos han ganado esa carrera en el pasado”.

Porte tendrá 33 años cuando llegue el Tour de Francia el próximo año, y este es posiblemente su último ataque a la clasificación general. Llegó a la carrera de 2017 como uno de los favoritos, pero se estrelló dramáticamente en la etapa 9 ante Chambery.

Relacionado  Van Garderen apoyará a Richie Porte en el Tour de Francia 2018
Richie Porte se retira del Tour de Francia después de sufrir una peligrosa caída“]

Su única aparición de la temporada fue en un critérium en Japón, pero en la primera mitad de 2017 ganó el Tour Down Under, Tour de Romandía y terminó segundo en el Critérium du Dauphiné. Con su primer hijo en camino en mayo, su programa de carrera aún no se ha decidido, pero después de Tour Down Under es probable que repita su programa de 2017 donde disputo la París-Niza, Tour de Romandía y el Dauphiné.

“Para mí, como ciclista, subir al podio del Tour de Francia sería un sueño. Obviamente, cuanto más alto subas al podio”, dijo en una entrevista al portal de noticias Cyclingnews.

El australiano y su equipo reclutaron a fuertes ciclistas para apoyar sus ambiciones en el Tour de Francia. Sin embargo, sin planes firmes para 2019, Ochowicz solo pudo ofrecer contratos por un año. Esta incertidumbre significó que Mikel Nieve -en quien el equipo se enfocó como un objetivo a contratar- firmara con Orica-Scott en un contrato de dos años.

Dicho esto, van Garderen correrá en el Tour por primera vez desde 2016. El estadounidense se trasladó al Giro este año, pero se derrumbó en las montañas antes de rescatar su carrera con una vital victoria de etapa. Tomó el décimo lugar en la Vuelta a España, pero con una escasez de escaladores, y con Van Garderen no del todo confiado en liderar actualmente una Gran Vuelta, el estadounidense se dirige al Tour en un papel de apoyo.

“Creo que podemos llenar el vacío con Tejay para ayudar en el Tour”, dijo Porte.

Van Garderen cambiará más que solo su calendario de carrera la próxima temporada. Su esposa y sus dos hijas se están mudando de los Estados Unidos a Girona, España, en un intento por crear un ambiente hogareño en Europa.

“No voy a decir que esto va a arreglar todo o será la clave”, dijo el estadounidense a Cyclingnews. “Pero estaba pasando mucho tiempo lejos de la familia, y cuando venían a visitarlos. No funcionaba, intentaban vivir en dos continentes diferentes. Estaba emocionado cuando venían, pero fue difícil y fue difícil cuando se marchaban. Creo que esto resolverá muchos de los problemas que surgieron ya que era muy solitario en un apartamento en Francia. Va a ser genial tener esa red de apoyo familiar en Europa.”

“No puedo prometer nada para el próximo año, pero todo lo que puedo decir es que estoy motivado para dar lo mejor de mí. Este compromiso que estamos haciendo muestra cuán seria es mi familia en cuanto a mi carrera. Si puedo hacer el trabajo y tener la pasión y el apoyo, va a funcionar”.

El resto del equipo Tour de France de Porte aún no está claro. Van Avermaet y Stefan Kung son probablemente titulares, junto con Gerrans, Nicolas Roche y el confiable Damiano Caruso.