Compartir
Rigoberto Urán (Cannondale-Drapac)

Una interesante y completa entrevista ha brindado Rigoberto Urán al portal de noticias Cyclist donde hablo sobre el ciclismo actual y lo cerca que estuvo de regresar al Sky.

El ciclista colombiano ha sido reconocido como el deportista del año en su país y como el ciclista revelación 2017 de parte de la organización del Tour de Francia.

Urán es considerado como uno de los corredores más populares en el pelotón, gracias a su encanto y humor.

A pesar de que su popularidad ha crecido gracias a su segundo lugar en el Tour de Francia, Rigoberto Urán sigue teniendo esa humildad que lo caracteriza. A pesar del espectacular 2017 que ha tenido, la popularidad y la fama no se le ha subido a la cabeza:

“Sigo siendo igual y Todo sigue igual, aunque tengo más entrevistas y atención de los medios, eso es seguro. No importa si gano o pierdo. Por supuesto que soy responsable de mi trabajo, pero cuando haces las cosas bien, te cuidas, entrenas y trabajas duro y las cosas aún no salen como esperabas, no te puedes frustrar, de lo contrario no disfrutará de la competencia.”

Rigoberto Urán (Cannondale-Drapac)
Rigoberto Urán (Cannondale-Drapac)

El líder del equipo Cannondale no conto con buenos resultados en sus dos últimas temporadas, hecho que hacían pensar sobre la posible frustración del ciclista colombiano. Cuando le preguntaban sobre si se sentía frustrado por la falta de resultados, esto contestaba:

“Tuve dos años en los que no obtuve muchos resultados. Cuando esto sucede, lo único que puedo hacer es esperar y seguir trabajando. Ser tercero en Volta a Catalunya no es lo mismo que ser quinto en el Giro de Italia. Por supuesto, puede ser estresante, pero es importante que los resultados no me afecten. No importa si ganas o pierdes. Si ganas, no puedes relajarte.”

“Este año después del Tour, seguí compitiendo de la misma manera que lo he estado haciendo en los últimos años, con el mismo calendario y la misma motivación.”

“Con la fiebre ciclista de Colombia, en agosto el presidente de nuestro país y el alcalde de Medellín me esperaban, pero les pedí que pospusieran hasta noviembre porque tenía que seguir compitiendo.”

“Los equipos a veces no valoran tanto a un ciclista como a sus resultados. Si un ciclista tiene un mal año, el equipo no puede esperar para cambiar su contrato, y creo que no debería ser así. Debes valorarlo como profesional porque todos pueden tener un mal año.”

Once años como ciclista profesional y como el precursor de la nueva ola de ciclistas colombianos en la máxima categoría, Urán sigue mostrando su talento, sobre todo ahora que tiene más confianza después de su segundo lugar en el Tour:

“Cuando tienes un buen resultado siempre ganas confianza y siempre quieres más. Mucha gente dirá que soy viejo. Es cierto que este es mi undécimo año como ciclista profesional, pero siempre he vivido muy bien. Todos los equipos con los que he estado me han cuidado. Todavía no estoy cansado, tengo una edad muy buena, la perfecta para un ciclista profesional, diría yo. Espero seguir por cinco años más.”

Rigoberto Urán y Nairo Quintana
Rigoberto Urán y Nairo Quintana

Su liderazgo y talento sobre la bicicleta le garantizaron a Rigoberto una extensión de contrato por tres años con el Cannondale en el cual se siente muy querido. Pero no todo fue color rosa después que uno de los patrocinadores del equipo retirara su apoyo y la estabilidad del equipo se viera comprometida para el siguiente año. Uno de los más sorprendidos por esta noticia fue Urán:

“Cuando me llamaron estaba entrenando para las próximas carreras en Canadá. Había renovado mi contrato una semana antes en el Tour de Colorado. Cuando escuché la noticia, pasé cinco minutos en estado de shock y ni siquiera podía sentir mis pies.”

“Lo que más me dolió fue estar en esta situación después del gran año que el equipo había tenido. Es muy triste. Sabía que no tendría muchos problemas para encontrar otro equipo, pero estaba preocupado por las más de 70 personas del equipo entre los ciclistas y el personal que perderían sus trabajos. Esto también afectaría el mercado del ciclismo, reduciendo los salarios porque habría muchos ciclistas en el mercado para unos pocos equipos.”

“Afortunadamente, lograron encontrar a este patrocinador, Education First. Me siento mal por los compañeros que dejaron el equipo porque todos juntos éramos un buen grupo, pero lo hicieron bien porque no había garantías de que el equipo continuaría.”

Cuando salió la noticia sobre la posible desaparición del Cannondale, los rumores sobre los equipos interesados por el colombiano salieron a flote, el más llamativo, la incorporación a su antiguo equipo Team Sky, rumor confirmado por el mismo Urán:

“Tenía algunas ofertas sobre la mesa y Sky era una de las que estaba cerca de tomar.”

Este rumor llamaba mucho la atención debido al roll que tendría Rigoberto dentro del equipo británico:

“Si quieres competir para ganar el Giro de Italia, no hay problema [esta entrevista se realizó antes del anuncio de la participación de Chris Froome en el Giro], pero si quieres competir en el Tour de Francia, sabes dónde está tu lugar.”

“Con Education First-Drapac firmé por tres años y la idea es competir en el Tour de Francia el próximo año.”

Urán también hablo sobre el ciclismo actual y de cómo este ha cambiado desde sus inicios como profesional:

“En primer lugar, el respeto dentro del pelotón se pierde. Ese código interno donde todos en el pelotón tienen su estatus nadie lo respeta. En 2005, era impensable estar en un lugar en el que no debieras o no respetar a un gran campeón.”

Rigoberto Urán (Cannondale-Drapac)
Rigoberto Urán (Cannondale-Drapac)

“Los jóvenes ahora no quieren tomar lecciones de nadie. Llegan a los rangos profesionales con mucha más información de la que solíamos tener. Muchas escuelas de ciclismo funcionan con medidores de potencia, ruedas de carbón, programas de nutrición… cuando se vuelven profesionales no les sorprende nada porque lo han tenido todo desde que tenían 14 años.”

“En Colombia esto no sucede. En la escuela te proporcionan una bicicleta simple, eso es todo. Los gregarios puros, como los que conocí en Caisse d’Epargne – Lastras, Zandio, Gutiérrez – ya no existen.”

“Ahora todos los equipos quieren ciclistas que puedan trabajar para un líder pero que también puedan obtener algunos resultados durante la temporada. El problema es que, en el momento en que necesitan renovar sus contratos, es más difícil justificar su trabajo como gregario si no han tenido buenos resultados.”

“Esto puede ser extremo, pero mira a Michal Kwiatkowski. Es un ex campeón del mundo y ganador este año de la Milán-San Remo, Strade Bianche y Clásica de San Sebastián, y si hubiera tenido libertad en el Tour de Francia, podría haber ganado algunas etapas…. Sin embargo, él estaba allí trabajando para Froome…”