Tour de Francia 2015

El jefe del equipo Movistar Team, Eusebio Unzue, cree que el Tour de Francia 2018 arrancará no una, sino dos veces, como resultado del temido escenario adoquinado cerca de Roubaix.

La novena etapa de la gran carrera francesa incluye 21 kilómetros de adoquines, en los que los ciclistas de clasificación general pueden ver sus ambiciones acabadas de una manera dolorosa.

“Será un Tour lleno de acontecimientos el próximo año”, dijo Unzue en una conferencia de prensa. “La carrera comenzará dos veces. Una vez antes de esta etapa y luego después”.

Los líderes potenciales de Movistar Team (Nairo Quintana, Mikel Landa y Alejandro Valverde) no son particularmente hábiles para este tipo de desafíos, pero Unzue cree que esto no será diferente para sus rivales.

“Nadie que aspire a obtener un resultado superior estará contento con eso”, explicó, agregando que solo los ciclistas como Tom Dumoulin y Vincenzo Nibali podrían hacer una diferencia allí. “Son buenos en este terreno y probablemente tendrán menos temores”.

“Pero el problema es que todos los favoritos y sus equipos tienen que asumir un riesgo mucho más alto de lo habitual.”

La peligrosidad de esta etapa es evidente debido al terreno que habitualmente es implacable con los ciclistas. En muchos casos la suerte y la buena colocación son vitales en este tipo de carreteras en donde un error podría tirar todas las aspiraciones de un ciclista de conseguir un puesto en el pódium en Paris.

“No podremos ganar el Tour ese día. Por el contrario, tenemos que rezar a los dioses para que no abandonemos la carrera debido a la mala suerte”.