Chris Froome (Team Sky)

El recorrido oficial de la Vuelta a España 2018 se anunciará el 13 de enero, pero desde ya comienzan a surgir más y más detalles de las etapas.

Si los informes y rumores resultan ser ciertos, la Vuelta 2018 volverá a contar con numerosos y pronunciados finales de montaña, lo que confirma su brutal reputación. La edición 73 de la Vuelta a España se realizará entre el 25 de agosto y el 16 de septiembre.

Sabemos con certeza que la Vuelta del próximo año comenzará en Málaga, en el sur de España. Por primera vez desde 2009, la Vuelta a España comenzará con una contrarreloj individual en lugar de una contrarreloj por equipo.

Se ha bautizado como la etapa del museo, con la partida de los ciclistas desde el Centro Pompidou justo en el paseo marítimo de Málaga antes de recorrer las calles históricas y pasar por los numerosos lugares de interés cultural que cuenta la hermosa Málaga. Con un recorrido de 10 kilómetros, no es estrictamente un prólogo y la ruta costera proporcionará algunos desafíos iniciales, al igual que la pequeña sección de mármol cerca de la línea de meta.

Centro Pompidou
Centro Pompidou

Málaga será sede de dos etapas más antes de despedirse del pelotón al comienzo de la etapa 4. Un final en el desfiladero de Caminito del Rey parece casi seguro en la semana de apertura. La subida al Alto de la Mesa es de solo 2,5 kilómetros, pero tiene algunas rampas empinadas que podrían proporcionar una plataforma para un ataque. Un inicio esperado en la ciudad murciana de Puerto Lumbreras también puede llegar en la primera semana.

Al mismo tiempo que confirmaba los detalles de la etapa de apertura en Málaga, el director de carrera Javier Guillen admitió que “una vez más estamos apostando por los finales en alto”. Agregó que habría entre ocho y 10 finales en alto, con al menos dos nuevo puertos en la Vuelta a España.

Una de esas nuevas incorporaciones es la escalada vasca al Monte Oiz cerca de Bilbao, que se espera que aparezca en la última semana. El periódico bilbaíno El Correo especuló que incluso podría ser la cumbre decisiva en la penúltima etapa. Monte Oiz, que ha sido bautizado como el “nuevo Angliru” es un ascenso de 15 kilómetros que presenta un gradiente muy irregular que promedia un seis por ciento pero llega hasta el 25% y alcanza una altitud de 1000 metros en la cima.

Monte Oiz
Monte Oiz cerca de Bilbao

Las partes más difíciles vienen al principio y en los últimos dos kilómetros y podrían dañar seriamente las esperanzas de muchos corredores de la clasificación general. Tiene una mezcla de asfalto y concreto en el camino hacia la cima. En febrero de 1985, Monte Oiz fue escenario de un accidente aéreo que mató a las 148 personas a bordo.

Antes de llegar al País Vasco, se espera que la Vuelta 2018 visite el oeste de España con un viaje a la región de Castilla y León al final de la semana de apertura de las carreras. Los medios locales informaron que el segundo domingo de la carrera (2 de septiembre) contará con un final en alto en la estación de esquí La Covatilla. El pelotón se quedará en Salamanca para el día de descanso antes de partir de la ciudad en la etapa 10.

La Covatilla
La Covatilla

La Covatilla ha sido parte de cuatro ediciones de la Vuelta a España y se presentó por última vez en 2011 cuando Dan Martin superó a Bauke Mollema para ganar la etapa. A más de 2000 metros de altitud, será una prueba temprana para todo el pelotón y un final potencialmente explosivo para la semana de apertura.

Más al norte, se espera una visita a La Camperona cerca de Sabero. Es un ascenso angosto y tortuoso que alcanza gradientes del 20%. En 2016, cuando la escalada hizo su segunda aparición, los organizadores eligieron una carrera plana antes de un viaje explosivo por La Camperona. Sergey Lagutin tomó los honores de la etapa en ese día con Nairo Quintana haciéndose con el liderato de la carrera.

La Camperona - Nairo Quintana
Nairo Quintana subiendo La Camperona

A medida que la carrera avanza por el norte de España, parece que se avecina un viaje a Picón Blanco en Burgos. Mikel Landa consolidó su victoria general en la Vuelta a Burgos este año con una victoria de etapa en el ascenso al norte.

Picon BVlanco - Mikel Landa
Picón Blanco

Se han rumoreado muchas otras escaladas potenciales en la prensa española, que incluyen hasta el Observatorio Astrofísico de Javalambre en Teruel, cerca de Valencia, y Les Praeres de Nava en Asturias. Este último parece cada vez más probable que sea la segunda nueva incorporación, junto con Monte Oiz, según la publicación asturiana El Comercio.

Es una subida de cinco kilómetros que promedia 13.5% con rampas de hasta 20%. Sin embargo, aún no se ha confirmado ya que las autoridades locales continúan planeando la ruta y La Farrapona es otro posible final en alto.

Las autoridades tampoco han contado una visita a los pintorescos Lagos de Covadonga, con informes de un tríptico asturiano.

El recorrido oficial de la Vuelta a España se anunciará en Málaga el 13 de enero de 2018.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here