Tour de Hainan

El ciclista que atacó a dos miembros del equipo suizo durante el Tour de Hainan 2018 recibió una dura y ejemplar suspensión por lo que la Asociación de Ciclismo de China calificó como un incidente de “violencia irracional”.

El ciclista del equipo Keyi Look, Wang Xin, resibio una suspensión de dos años y no podrá participar y no puede unirse a un equipo profesional hasta 2019.

Su equipo, su manager y otros dos miembros del equipo también han sido castigados por no controlar al ciclista. Ninguno de ellos podrá trabajar con un equipo ciclista profesional, mientras que al equipo en sí se le ha prohibido solicitar una licencia en 2018.

“La Asociación de Ciclismo de China siempre ha sido de cero tolerancia con las infracciones y los incidentes violentos”, se lee en el sitio web de la CCA. “La Asociación exige que todos los convoys nacionales y extranjeros, equipos de bicicletas de todas las provincias y ciudades de todo el país, equipos e individuos que participen en diversas competiciones de aficionados cumplan estrictamente las normas de disciplina y mantengan un buen estilo de carrera para evitar tales incidentes”.

El ataque se debió a un incidente anterior en la etapa 7 cuando los comisarios permitieron que los equipos hicieran una alimentación en la carrera a sus ciclistas. El automóvil suizo viajaba por el lado izquierdo del grupo cuando Wang se estrelló. Parecía que el automóvil había golpeado a Wang, pero el jefe del equipo suizo dijo que el corredor chino tocó las ruedas con un ciclista por delante, lo que provocó el accidente.

“Fuimos despacio y nos detuvimos en el lado izquierdo para dejar pasar al ciclista”, explicó el técnico suizo y ex corredor Danilo Hondo. “Todos los corredores no tuvieron problemas, solo este ciclista chino, fue uno de los últimos en el pelotón. Puedes ver en Eurosport, que paramos y el ciclista nos pasó, pero luego cayó sobre la rueda trasera de un ciclista frente a nosotros.”

“Tuvimos una periodista en nuestro automóvil, y ella también trabajó para el Tour de Hainan y nos ha confirmado varias veces que el corredor cometió un error por sí mismo”.

Wang reaccionó al accidente lanzando un bidón al automóvil antes de continuar su camino. Al finalizar la etapa, sin embargo, Wang lanzó un ataque físico contra un miembro del equipo suizo, empujándolo al suelo. Lo sujetaron pero se fue corriendo antes de atacar a otro miembro del equipo.

“Como muestra de nuestro respeto por el ciclista, aún queríamos discutir y aclarar la situación con el equipo y el ciclista. Es por eso que fuimos al equipo y esperamos juntos al ciclista. Pero ya el gerente del equipo tenía una actitud muy agresiva y negativa, y para él, solo había un culpable de la caída de su corredor.”

“Cuando llegó el ciclista, estaba completamente fuera de control, como se mostró en el video, y fue apoyado activamente por sus compañeros. El gerente del equipo se quedó allí y no hizo nada al respecto, por el contrario, sentimos que quería esta situación y la había organizado de cierta manera”.

Más tarde, Wang se disculpó por el incidente en las redes sociales, pero fue expulsado inmediatamente de la carrera. El CCA dijo que incluso si el automóvil hubiera golpeado a Wang, no era excusa para sus acciones.