Nairo Quintana

Nairo Quintana (Movistar Team) ha dicho que no descarta repetir un doblete Giro de Italia y Tour de Francia en el futuro, a pesar de que no ganó ninguna de las Grandes Vueltas esta temporada.

Hablando al final de una reunión de equipo de una semana para Movistar cerca de su sede en Pamplona, ​​Quintana subrayó durante la entrevista con un pequeño grupo de medios que otros factores desempeñaron su papel en su fracaso al brillar en julio pasado.

El ciclista de 27 años, ganador del Giro de Italia y Vuelta a España dijo que creía que los planes de entrenamiento estaban mal estructurados en la preparación para el Tour, así como la fatiga general de las carreras de cuatro Grandes Vueltas en poco más de 12 meses, habían pasado factura en su actuación del verano pasado, que lo llevó a terminar segundo en el Giro de Italia, pero luego cayó a la posición 12 en el Tour de Francia.

Quintana explicó, también, que se enfocara en el Tour de Francia para 2018, sin competir en el Giro de Italia, pero también está mirando hacia el 2019 y más allá, al hacer el doblete del Giro y el Tour una vez más.

“Lo veo como un desafío”, dijo, “no para el próximo año, sino para los años posteriores. Creo que puedo hacerlo [ganar ambos en la misma temporada]”.

Quintana también se enfrentó a una serie de preguntas sobre él y su futuro compañero de equipo Mikel Landa, tras las preocupaciones del euskera, expresadas la semana pasada, de que tal vez no sea bienvenido por Quintana en Movistar. Pero Quintana insistió en que no había choque de personalidad o poder entre él y la nueva firma de Movistar.

“El tiempo que pasamos juntos aquí ha ido muy bien”, dijo Quintana. “Realmente, nunca hemos tenido un problema, y ​​si no tuviéramos problemas cuando éramos rivales, sería incluso mejor ahora que somos compañeros de equipo. Es un tipo de persona muy sociable”.

Quintana dijo que esperaba que cualquier pregunta con respecto a sus respectivos roles “se decidirá por la carrera en sí” y culpó a los “factores externos” por causar, intencionalmente, la tensión de la semana anterior. “No es rival, es compañero de equipo y junto con Alejandro [Valverde] y los otros compañeros de equipo trabajaremos juntos para hacer lo mejor que podamos para Movistar”.

Quintana argumentó que la presencia de Landa representaba una adición a la fortaleza de Movistar, no un riesgo de diluirse al tener demasiados líderes en el mismo equipo con los mismos objetivos. “Sky ha estado dictando el ritmo en las Grandes Vueltas, pero con Mikel y Alejandro, podemos sentirnos mucho más seguros. Tendremos más opciones para enfrentar al Sky”.

Era cierto, dijo, que el equipo estaba dispuesto a perder varios corredores importantes de rango medio a fines de 2017, entre ellos, aunque Quintana no especificó cuál, Jonathan Castroviejo, Rory Sutherland, los hermanos Herrada y Alex Dowsett. Sin embargo, señaló que Movistar sigue siendo uno de los escuadrones WorldTour más fuertes.

“Todos son buenos ciclistas, pero tenemos muchos corredores en ascenso, como Marc [Soler] y Rubén [Fernández]. Luego tenemos algunos buenos ciclistas para el Tour que todavía están con nosotros, tipos como Imanol [Erviti], [Daniele] Bennati”.

Además, como señala Quintana, tendrá un año más de experiencia en 2018, “y ahora sé por el Tour de este año, que incluso cuando trabajas bien, o más bien crees que estás trabajando bien, a veces puedes cometer errores. Necesitas diferentes puntos de vista para encontrar el camino correcto”.

Cuando se le pidió que fuera más específico, Quintana explicó, hablando de forma bastante confusa: “como grupo, nos equivocamos en el Tour, en el sentido de estar allí en 100%. Planes, programas de entrenamiento… Tendremos más cálculos en el futuro”.

El otro muy probable cambio en los planes de Quintana para el Tour 2018 es la incorporación de Landa. Cuando se le preguntó si quería a Landa a su lado en el Tour, Quintana respondió rápidamente: “Sí. Lo hemos hablado con Eusebio y la situación más probable es que los tres (Valverde, Landa y Quintana) estemos allí”. La probable presencia de Tom Dumoulin (Team Sunweb) en el Tour, haría las cosas más interesantes, dado que probablemente haría una carrera más abierta.

“Tengo muchas ganas de volver al Tour y repetir ese nivel nuevamente. Cada año he estado en el podio de al menos una Gran Vuelta, y eso me da una sensación de seguridad”.

Si bien no mira más allá del Tour de Francia en 2018, y planea una construcción más fácil “para llegar lo más fresco posible”, no estará en el Giro de Italia el próximo mes de mayo.

“Pero en los próximos años, no sé si en 2019, 2020 o 2021, todavía buscaría hacer el Giro y el Tour en el mismo año, porque es algo que está en mi cabeza y creo que puedo hacerlo. Es un desafío, no a corto plazo, pero encontraremos el momento adecuado para hacerlo”.