Mikel Landa (Team Sky)

Mientras Mikel Landa se prepara para despedirse de Team Sky, a falta de sólo tres carreras en su calendario, el español ha admitido que el equipo británico no era el mejor lugar para él.

Landa se unió al Team Sky en 2016 después de dos temporadas en Astana, pero, como en el equipo kazajo, en momentos clave se sintió obligado a mantener sus instintos de ataque y ambiciones personales. Las tensiones se pusieron al descubierto en el Tour de Francia, donde Landa subió en la clasificación, pero se vio obligado a trabajar para Chris Froome, lo que le impidió hacer parte del pódium final a solo segundos del tercer escalón.

“No fue fácil”, dijo Landa de su tiempo en Sky, hablando en una entrevista en la edición del miércoles del periódico español AS.

“Se trata de una escuadra con una mentalidad un tanto rígida, a la que le gusta disponer del más mínimo elemento muy atado. Yo me considero un corredor diferente a eso. Prefiero hacer caso a mis impulsos y a veces no éramos compatibles”.

Landa declinó ver su movimiento a Movistar como una “liberación”, aunque él dijo que era “un incentivo, una motivación para alcanzar más”.

“Hice grandes cosas con Sky y les agradezco la confianza que depositaron en mí”, agregó, “pero después de cuatro temporadas en el extranjero (dos en Astana y dos en Sky), con pocas oportunidades, deseo la responsabilidad de liderar al único equipo español en el World Tour”.

Liderazgo es una palabra clave para Landa. Mientras que su deber de trabajar para Fabio Aru lo redujo a las lágrimas en el Giro de Italia 2015, en el Team Sky él tenía que compartir capitanía con Geraint Thomas en Giro de este año, y en el Tour de Francia él se encontró una vez más en una posición donde podría haber ganado la carrera, pero no fue capaz de hacerlo.

“Eso no me sucederá de nuevo”, afirmó Landa. Dicho esto, la presencia de dos estrellas establecidas en Movistar como Nairo Quintana y Alejandro Valverde, parece proporcionar el potencial para que la pesadilla se repita.

“No, en absoluto”, respondió Landa “Si se reparte el calendario entre todos no va a haber ningún problema, aunque todavía ni lo hemos hablado. Cuando acabe la temporada nos juntaremos en la habitual concentración. Ahí conoceré a la gente y la estructura del Movistar, seré uno de los nuevos.”

Landa dijo que él y el equipo tendrían que esperar a que se revelen las rutas del Giro de Italia y del Tour de Francia de 2018 antes de que se tomen las decisiones del calendario, pero insinuó que podría ser el líder en Italia.

“Quiero tomarme un tiempo para analizar lo ocurrido en el Giro y en el Tour de este 2017. También pretendo revisar con calma los trazados para elegir la carrera que más se adapte a mis características. No obstante, al Giro le tengo un cariño especial (concluyó tercero en 2015 y le sirvió como escaparate por su pulso con Alberto Contador) y pienso que se adecúa mejor a mí”.