Compartir
Peter Sagan (Bora-Hansgrohe)

Peter Sagan no participara en la contrarreloj por equipo en los campeonatos del mundo de la UCI este domingo y viajará a Bergen el próximo viernes después de caer enfermo en su vuelta a Europa después de las carrera WorldTour en Canadá.

Sagan viajó de regreso a Europa el lunes pasado después de varias semanas de entrenamiento en altitud y luego de competir en el Gran Premio de Quebec y luego el Gran Premio de Montreal. El campeón del mundo 2015 y 2016 demostró que está en forma para un posible tercer título mundial consecutivo al ganar de forma increíble en Quebec.

Sin embargo, su preparación para los mundiales en Bergen se vio afectados cuando volvió a su casa.

Enrico Poitschke, director técnico de Bora-Hansgrohe, dijo al canal de televisión noruego TV2 sobre la enfermedad de Sagan el jueves por la noche. Una fuente confirmó que Sagan tenía fiebre cuando realizo su regreso a Europa. El entrenador de Sagan, Patxi Vila, dijo que Sagan había sufrido de dolor de garganta.

“Se suponía que debía hacer la crono por equipos, pero decidimos que era mejor que se lo tomara con calma, se entrenara en casa y luego regresara para la carrera elite. Es una cosa de garganta, pero nada de qué preocuparse”, dijo Vila.

Sagan fue preseleccionado por el equipo Bora-Hansgrohe para la prueba de 42.5km, pero finalmente no fue seleccionado entre el grupo de seis corredores el viernes. Jan Barta, Marcus Burghardt, Maciej Bodnar, Patrick Konrad, Alex Saramotins y Lukas Pöstlberger representarán a Bora-Hansgrohe en Bergen.

Poitschke sugirió a TV2 que la enfermedad de Sagan podría afectar sus posibilidades de ganar un tercer título mundial el próximo domingo en la carrera élite masculina. Sin embargo, el equipo de Bora-Hansgrohe minimizó la ausencia de Sagan y el posible impacto de su enfermedad.

“El plan fue cambiado porque debía concentrarse enteramente en la prueba de ruta. Después de la formación en altitud en los Estados Unidos y las carreras en Canadá, estaba más cansado de lo que los entrenadores pensaban, especialmente con el jet lag”, informó Ralph Scherzer en TV2.