Compartir
Vincenzo Nibali (Bahréin-Mérida)

El entrenador italiano Davide Cassani ha confirmado que Vincenzo Nibali no formará parte del equipo para la carrera de este año en los Campeonatos del Mundo, pero sigue optimista sobre las posibilidades de Italia en Bergen tras la victoria de Matteo Trentin en la Vuelta a España y el éxito de Elia Viviani en los finales al sprint.

Nibali es considerado como un líder de equipo debido a su enorme estatus en el ciclismo italiano, pero su accidente en el descenso de El Cordal en la penúltima etapa de la Vuelta le ha dejado con una costilla dolorida y con pocos deseos de estar en Bergen en una carrera que se adapta a los ciclistas de Clasicas y velocistas.

“Tengo que entender cómo me siento y ver lo que he hecho a mis costillas, porque sentí el golpe”, dijo Nibali a La Gazzetta dello Sport el domingo. “Decidiré basándome en eso. Ciertamente, habiendo hablado con el entrenador nacional, me di cuenta de que el recorrido no me convenía y que el equipo nacional ya tiene las piezas correctas. ¿Qué papel podría desempeñar?”

Cassani reducirá su lista de 16 nombres a una lista final de 11 corredores (nueve fijos y dos reservas) el jueves después de la carrera de un día Coppa Bernocchi.

Entre los ciclistas en disputa están Matteo Trentin (Quick-Step Floors), Elia Viviani (Team Sky), Sonny Colbrelli (Bahréin-Mérida), Gianni Moscon (Team Sky), Diego Ulissi (UAE Team Emirates), Alessandro De Marchi (BMC), Daniel Oss (BMC), Marco Canola (Nippo-Vini Fantini), Alberto Bettiol (Cannondale-Drapac), Andrea Pasqualon (Wanty-Groupe Gobert), Salvatore Puccio (Team Sky), Enrico Gasparotto (Bahrain-Merida), Marco Marcato (UAE Team Emirates), Davide Villela (Cannondale-Drapac) y el capitán Daniele Bennati (Movistar Team).

“He hablado con Vincenzo y su entrenador Paolo Slongo. Desafortunadamente el choque influyó en su decisión. Él estaba luchando para respirar y tiene que descansar durante varios días”, dijo Cassani a La Gazzetta dello Sport.

“Es sólo un hasta luego porque ya está pensando en los Mundiales de 2018” (Innsbruck, Austria). Eso le conviene mucho más.

Italia tiene una larga tradición de éxito en los Campeonatos del Mundo, pero no han ganado la camiseta arco iris desde 2008, cuando Alessandro Ballan reclamó el título, con lo cual la azzurra squadra consiguió su tercer éxito consecutivo después de Paolo Bettini en 2006 y 2007.