Compartir
Vincenzo Nibali (Bahréin-Mérida)

Chris Froome podría haber dominado el Tour de Francia y la Vuelta a España, ganando la general el domingo en Madrid, pero su máximo rival Vincenzo Nibali (Bahréin-Mérida) dice que la estrella de Team Sky puede ser derrotada.

Froome se colocó la camiseta de líder desde la etapa tres hasta la etapa 21, terminando con una ventaja de 2:15 sobre el segundo lugar Vincenzo Nibali. Nibali ya ganó la Vuelta en 2010, el Tour de Francia y su carrera de casa, el Giro de Italia dos veces.

“Había días en los que ciertamente no era superior, como en Machucos”, dijo Nibali al diario La Gazzetta dello Sport.

“Chris Froome no es invencible. Si tuviéramos una etapa con más metros de escalada entonces las cosas habrían sido diferentes. Había muchos ciclistas que tenían intereses comunes para la clasificación”.

Mikel Nieve tuvo que guardar a Froome por las empinadas rampas del 26% de los Machucos en la etapa 17 cuando Nibali ganó 42 segundos.

Froome, sin embargo, dominó la mayor parte de la carrera de tres semanas a través de España. Ganó el final de la Cumbre del Sol y aseguró su liderazgo con la victoria en la contrarreloj.

¿Era invencible? Puse mucho en la escalada de Angliru [etapa 20], pero después del accidente, yo no era el mismo de antes. No pude respirar. En ese momento, pensé que lo mejor era sólo regular y guardar mi segundo puesto”, dijo Nibali.

“Hasta ese momento, siempre corría pensando en la victoria en la general, pero no llegó. De todos modos, no lo considero un mal resultado. Algo así como 8/10. La colocación tiene valor, considerando también a los rivales a los que me enfrenté”.

Nibali ha superado a Froome en carreras más pequeñas, pero nunca en una Gran Vuelta. Se alineó contra él en el Tour de 2014, que ganó, pero Froome abandonó después de un accidente en el quinto día.

El segundo lugar en la Vuelta a España se suma a su tercer puesto en el Giro de Italia detrás del ganador Tom Dumoulin (Team Sunweb) y Nairo Quintana (Movistar Team).

“Concentré mi entrenamiento en la segunda parte de la temporada para esta carrera”, continuó Nibali. “Los resultados, la victoria en Andorra y la actuación demuestran que lo hice bien. Nada ha llegado por casualidad.”