Chris Froome (Team Sky)

El ciclista británico Chris Froome (Team Sky) ofreció declaraciones donde hablo de sus más cercanos rivales, la contrarreloj y el dopaje mecánico.

A Froome se le preguntó sobre el “dopaje mecánico” y los métodos de detección de la UCI a la luz de un documental sobre el canal de televisión francés Stade2 que cuestionaba la veracidad de las pruebas de tabletas de la UCI. El ciclista del Team Sky no había visto el documental, pero dijo que lo importante era que la UCI había estado revisando activamente las bicicletas para detectar motores.

“Definitivamente no he tenido tiempo de ver el documental, pero he oído hablar de él, no sé cuánta verdad hay, no sé si la UCI tenga la tecnología o no”, dijo. “Lo más importante para mí es que han estado haciendo las verificaciones, han estado desmontando las bicicletas durante años buscando motores, mirando físicamente dentro de las bicicletas. En mi opinión, no podría estar al comienzo de una carrera sabiendo que un rival está usando un motor.”

“No es algo que yo pienso. Si hay alguien usando un motor, solo espero que sea atrapado muy rápido”.

Froome no se detuvo demasiado en el tema. Su objetivo principal es cerrar su primera victoria de la Vuelta a España. Con dos semanas de carrera y varias etapas de montaña detrás de él, Froome lidera la clasificación general por 1:01 sobre Vincenzo Nibali (Bahréin-Mérida). Ha habido algunos disturbios para el líder de la carrera, pero físicamente no ha visto en serios problemas todavía, a pesar de tener un fuerte combate del Tour de Francia ya en sus piernas. Froome dice que las cosas no podrían ser mucho mejores en la última semana, y cambiar su calendario ha sido un esfuerzo valioso.

“Creo que dada esta posición en la que estamos en este momento después de dos semanas de carreras, es más o menos el escenario de ensueño después del Tour de Francia y seguir sintiendo la forma en que me siento”, dijo Froome.

“Creo que la planificación de la temporada de la manera que la hicimos está dando sus frutos ahora. Hacer menos carreras, haber hecho un campo de entrenamiento específico entre el Tour y la Vuelta sin duda ha pagado dividendos. Creo que estamos en una posición fantástica.”

Si todo va según los planes, la prueba contrarreloj de la etapa 16 debería ser una oportunidad para Froome para afianzar su lugar como líder. Con sólo un mínimo ascensos en los 40 kilómetros y un montón de largas y rectas carreteras, una etapa para especialistas más fuerte podría prosperar, mientras que los demás podrían perder mucho tiempo.

“Hay muy pocos contrarrelojistas aquí para disputar”, dijo. “Ciertamente, (Ilnur) Zakarin se ve en muy buena forma, y ​​(Wilco) Kelderman. Alberto Contador ha hecho algunas pruebas muy decente este año, y este será su última crono competitiva, así que espero que va a dar todo, pero creo que Vincenzo Nibali no es un mal contrarrelojista, tenemos una oportunidad muy buena y si puedo ganar más tiempo con mis rivales, estaré muy feliz”.

Chris Froome (Team Sky)
Miguel Ángel López (Astana)

Sobre Miguel Ángel López, Froome muestra cautela después de haberle dado “espacio” y promete que ahora estará atento a el:

“No me sorprende, él es un buen ciclista. Perdió tiempo de la primera semana y luego le hemos permitido tener un poco de espacio. Pero ahora ha descontado tiempo, así que lo vigilaremos. Él está corriendo muy bien la vuelta y me imagino que el Astana está preparando algo, tenemos que vigilarlo”.

Todavía quedan dos grandes etapas de montaña con Los Machucos el miércoles y el Alto de Angliru completando la oferta final del sábado. Ambos ascensos ofrecen algunos gradientes brutales y cualquiera podría desfallecer en un abrir y cerrar de ojos. Ir demasiado fuerte en una etapa, dice Froome, podría dejarlo colgando en la siguiente y la carrera ya ha demostrado a Froome que debe esperar lo inesperado en los próximos días.

“De alguna manera, pienso que la crono de mañana, quien corra dando todo lo que hay, lo pagará al día siguiente en Los Machucos. Es una semana difícil y creo que todos los días hay que correr pensando en lo que está por venir”, dijo.

“No estoy tomando nada por sentado hasta este punto. Sé lo rápido que las cosas pueden cambiar, especialmente mirando la semana pasada. Pensábamos que sería una etapa relativamente fácil, lo siguiente estaba en el suelo en dos oportunidades y peleando para volver a atrapar al grupo, es típico de la Vuelta, es una carrera explosiva y hay muchas oportunidades para que los aspirantes a la General ataquen y eso es exactamente lo que hemos visto”.