Cannondale-Drapac

Cannondale-Drapac ha recurrido al crowdfunding para tratar de mantenerse a flote después que uno de sus patrocinadores diera marcha atrás para la temporada 2018.

Tras el inesperado retiro del patrocinador, el equipo WorldTour de licencia americana anunció durante el fin de semana de la falta de fondos y que era incapaz de “garantizar nuestra seguridad financiera y, posteriormente, nuestra licencia WorldTour”. En una declaración, la organización Slipstream Sports, propietaria de la escuadra, dijo que los corredores y el personal eran libres de buscar contratos en otros equipos del pelotón, pero que los contratos existentes serían honrados si el equipo encontraba el dinero para continuar.

Debido a este problema económico, Cannondale-Drapac realiza una campaña crowdfunding, junto con el apoyo de una firma de consultoría llamada Fairly Group, como una posible solución al problema.

La campaña, organizada en la plataforma de crowdfunding Indiegogo, tiene un “objetivo flexible” de dos millones de dólares, donde Fairly Group y otros generosos partidarios aparentemente igualaran todas las donaciones hasta el objetivo. Los proyectos Indiegogo con metas flexibles reciben todos los fondos recaudados, incluso si no alcanzan la meta total.

El Cannondale-Drapac ha renovado a Rigoberto Urán y a otros grandes ciclistas antes de anunciar su crisis presupuestaria, y ha estimado que la cantidad que necesitan para seguir en 2018 era de siete millones de dólares. Si la campaña de Indiegogo finaliza con éxito le representaría cuatro millones de dólares, más de la mitad de lo que necesitan para sobrevivir.

Como una campaña de Indiegogo, ‘SaveArgyle’ ofrece una estructura de recompensas por niveles para los patrocinadores. Las recompensas incluyen contenido exclusivo, swag del equipo, reconocimiento en el sitio web del equipo y paseos en grupo con el equipo. Los donantes de $20,000 o más reciben invitaciones al campamento de entrenamiento del equipo o en días de carreras durante la próxima temporada.