Compartir
Rigoberto Urán (Cannondale-Drapac)

Rigoberto Urán ha firmado una extensión de contrato de tres años con el Cannondale-Drapac que lo mantendrá en el equipo hasta el final de la temporada 2020.

El colombiano se ubicó segundo en la general en el Tour de Francia de este año y, a pesar de haber suscitado el interés de otros equipos, ha decidido seguir formando parte del equipo Slipstream Sports.

“Estoy muy contento con el equipo”, dijo Urán en un comunicado emitido por el equipo el lunes. “El ambiente aquí me conviene. Tengo mucho respeto por las personas que forman parte del equipo – los mecánicos, los apoyos, el personal, mis compañeros de equipo. Ellos saben cómo divertirse en la bicicleta y ser serio cuando es hora de correr. Eso es importante para mí.”

Urán llegó al Cannondale en 2016 después de pasar por el Caisse d’Epargne, Team Sky y Quick-Step. Urán construyó su campaña 2017 enfocandose en el Tour, donde ganó la etapa 9 en Chambery y llegó a París en el segundo lugar. Marcó su mejor resultado en una Gran Vuelta desde su segundo puesto en el Giro 2014, y su mejor actuación en La Grande Boucle. El ciclista de 30 años indicó que volverá a apuntar al Tour en 2018.

“Un contrato de tres años ofrece seguridad, y el equipo está dispuesto a permitirme enfocar mi temporada en el Tour de Francia. Yo estoy muy feliz de firmar”, dijo Urán. “Voy a correr muchas carreras, y tengo muchas metas. La más grande, por supuesto, es el Tour de Francia. Quiero ganar el Tour”.

Astana, Trek-Segafredo y UAE Team Emirates estaban supuestamente interesados ​​en firmar a Urán, quien insinuó su decisión de extenderse con Cannondale-Drapac por antes del Colorado Classic la semana pasada. El acuerdo con Urán fue anunciado este lunes y recibido por el gerente del equipo, Jonathan Vaughters, quien insistió en que la buena exhibición del colombiano no había sido totalmente inesperada:

“El ciclismo es un deporte en el que la gente tiene un año o dos malos y son eliminados rápidamente”, dijo Vaughters. “Y permítanme calificar que el ‘año malo’ de Urán incluyó un séptimo lugar en el Giro de Italia mientras corría con bronquitis. Sabíamos de lo que era capaz.”

En la última semana del Tour, se confirmó que Slipstream Sports había conseguido un nuevo patrocinio con el grupo de medios digitales Oath. El equipo perderá una serie de jóvenes talentos en 2018, entre ellos Alberto Bettiol y Davide Formolo, que salen para el BMC Racing y el Bora-Hansgrohe, respectivamente, pero la renovación de Urán es una confirmación de la ambición del equipo.

“Estamos totalmente preparados para apoyar a Urán en esta búsqueda”, dijo Vaughters sobre el deseo del colombiano de apuntar a la victoria general en el Tour en 2018. “Su ambición la compartimos, y el equipo está emocionado de trabajar con él en su objetivo. Rigo es un gran mentor y líder. En las buenas y en las malas, inspira a la gente.”