Compartir
Richie Porte (BMC Racing)

Richie Porte (BMC Racing) demostró ser el más fuerte en la etapa 6 del Critérium du Dauphiné y termino segundo detrás de Jakob Fuglsang pero consiguiendo el liderato de la clasificación general.

Porte se escapó con Chris Froome (Team Sky) y Fuglsang en el Mont du Chat antes de coger el solitario al ciclista Fabio Aru (Astana) en el descenso. El cuarteto trabajó juntos hasta la línea de meta donde Fuglsang logro imponerse, aunque Porte fue inicialmente cerrado por Froome a 100 metros de la llegada.

A pesar de no lograr la victoria, Porte consiguió la camiseta amarilla a falta de dos etapas y tiene una ventaja de 39 segundos sobre su ex compañero de equipo Froome. Porte estuvo impresionante en la subida principal del día antes del descenso, utilizando a su equipo par que lo llevaran si problemas hasta el inicio del puerto.

En su conferencia de prensa después de la carrera, toda la atención, como casi siempre lo ha hecho para Porte esta temporada, se volvió hacia Froome, que se ha visto vulnerable en varios puntos esta temporada.

“Si pudiera haber tirado él (Froome) lo habría hecho. Yo seguí mi plan que discutimos esta mañana con mi director. Obviamente oí en la radio que Valverde y Contador ya no estaban con nosotros y tratamos de tomar tanto tiempo como fuera posible y eso es lo que hicimos”, dijo.

En el descenso técnico hacia la línea de meta fue Froome quien guio al grupo con una excelente exhibición en el descenso.

“Froome calla las bocas de todas las personas que dicen que no puede descender, pero hoy mostró una excelente técnica en el descenso. Sabía que tenía que mantener mi calma y no fue un punto donde tuve pánico, hicimos un descenso rápido pero seguro.”

En la línea de meta llegaron cuatro ciclistas que no son especialistas al sprint, eso fue evidente cuando intentaban ganar la etapa. Evidente fue también el cierre a falta de pocos metros de la meta que le hizo Froome a Porte y que obligo al australiano a bajar el ritmo, seguramente esto hizo que Porte no consiguiera la victoria.

“Acabo de preguntarle que había pasado, no creo que lo hiciera intencionalmente el tratar de cortarme, pero en el calor del momento le pregunté qué está pasando. No hay nada en eso, es sólo un incidente de carreras, no todos los días cuatro llegamos a la meta, así que no creo que ninguno de nosotros supiera lo que estaba pasando”.

Porte está separado por 39 segundos y aunque tiene la ventaja no sería prudente descartar las posibilidades de Froome. El líder de Team Sky ya ha ganado esta carrera tres veces y está empezando a encontrar sus piernas después de perder tiempo en la contrarreloj de la etapa 4. Con dos días difíciles en las montañas por venir, Dauphiné este año está lejos de terminar.

“Froome ha ganado el Tour de Francia tres veces, así que no es una sorpresa que él esté ahí arriba, tienes que darle un poco de respeto, no tuvo la mejor contrarreloj, pero en las montañas no va a ser un chico fácil.”

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here