Richie Porte (BMC Racing)

Richie Porte (BMC Racing) dio un duro golpe a la moral del campeón regente de la Dauphiné y del Tour de Francia con la excelente victoria en la contrarreloj.

Porte les infligió un considerable daño a sus otros contendientes de la clasificación general, sobre todo los 37 segundos a Chris Froome (Team Sky). Y es que esta actuación no fue solo contundente esta semana, Porte marcó la continuación de una racha de victorias que supera cómodamente la de cualquier otro contendiente verdadero para el Tour de Francia.

El australiano, quien ganó el Tour Down Under en enero y el Tour de Romandía a finales de abril, pareciera ser traicionado por la emoción casi descabellada de que todo saliera tan bien cuando él se sentó frente a la prensa en Bourgoin-Jallieu. Sin embargo, hizo todo lo posible por reunir las habituales notas de precaución.

“Conozco bien a Chris, y sé que no estaría muy contento con lo que pasó hoy, pero si hay alguien en el pelotón que sabe cómo ganar el Tour, es él”, dijo Porte de su ex compañero de equipo y campeón del Tour.

“No espero que sea lo último de él esta semana, y en julio va a estar en otro nivel muy diferente al mostrado aquí”

Porte también argumentó que la crono estuvo muy bien, pero en el Tour podría ser mucho más sencillo por los escasos kilómetros de crono que dispone esta edición. Hay sólo 36,5 kilómetros, repartidos en el primer y penúltimo día, mientras que las montañas están repartidas por las tres semanas.

“Es bueno ganar una contrarreloj aquí, pero definitivamente el Tour será ganado más en las montañas que en las cronos”, dijo Porte.

“Estoy bastante seguro de cómo estoy escalando. Una contrarreloj como esa es una buena prueba para ver donde estoy, pero definitivamente preferiría estar mejor”

La escalada apenas ha comenzado en el Dauphiné, y un trío de etapas de montaña que comienzan el viernes dará una indicación más exacta sobre su forma para junio.

Con un final en descenso seguido de dos finales en alto, Porte, a 27 segundos del líder Thomas De Gendt (Lotto Soudal), tiene 24 segundos sobre Alejandro Valverde (Movistar Team), 35 segundos sobre Alberto Contador (Trek-Segafredo), 37 segundos sobre Froome y más de un minuto respecto a otros, incluyendo 1:53 sobre Romain Bardet (AG2R).

“Tengo una buena distancia, pero en este momento no cuentan mucho. Van a tener que atacarme”, dijo Porte de sus rivales.

“Algunos de los chicos que quieren ganar la general han perdido mucho tiempo, ahora tienen que atacar desde lejos. Estoy listo para unos agitados tres días de montaña”.

Debe pasar la prueba montañosa para ganar el Dauphiné -y Porte fue indiscutiblemente el escalador más destacado en el Tour del año pasado- que elevaría su favoritismo para el maillot jaune este mes de julio, por lo menos si la forma de Froome permanece ausente.

“Hemos visto en el pasado que Chris Froome es bueno aquí, es bueno en el Tour, así que espero que sea lo mismo para mí”, dijo Porte.

“Ese es el sueño”, agregó cuando se le preguntó por la camiseta amarilla. “Todavía quedan muchas etapas, luego un poco de tiempo en casa. Hemos venido para ver lo que necesitamos ver, y no hay más tiempo de entrenamiento en altitud. Estoy relajado y en buen estado de ánimo para el Tour. Es la mayor oportunidad que he tenido hasta ahora.”