Chris Froome (Team Sky)

Para Chris Froome (Team Sky), la crono de 23.5 kilómetros entre La Tour-du-Pin y Bourgoin-Jallieu en la cuarta etapa del Critérium du Dauphiné es trascendental para ganar una batalla antes del Tour de Francia

El perfil de la carrera no sólo le ofrece a Froome la oportunidad de sellar un nivel de autoridad en sus rivales Dauphiné en lo que ha sido una temporada moderada por sus estándares, sino también ofrecer un estímulo y darse confianza antes del Tour de Francia. Una fuerte exhibición también mantendría viva sus esperanzas de convertirse en el primer ciclista en ganar el Dauphiné en cuatro oportunidades.

En la etapa 4, el líder del Team Sky se encuentra con el mismo tiempo que la mayoría de sus rivales directos a la clasificación general, 1:09 sobre el actual líder de la carrera Thomas De Gendt (Lotto Soudal). El belga tiene una oportunidad de mantener su ventaja por lo menos un día más, pero al final de la etapa del jueves habremos visto justo donde se encuentran Froome, Alberto Contador (Trek-Segafredo) y Richie Porte (BMC Racing) en su preparación para el Tour.

“Aún no lo he visto el recorrido, así que saldré a primera hora mañana por la mañana y lo comprobaré”, dijo Froome este martes después de un breve calentamiento en los rodillos.

“Es una enorme dinámica de carrera aquí. Quienquiera que consiga tiempo  mañana en términos de la batalla de la clasificación general no tendrá que ir a la ofensiva en los próximos días y por lo que es un hito importante en esta carrera. También es una prueba importante por lo que está por venir en el Tour de Francia. Tenemos un prólogo similar en Dusseldorf y un crono con un estilo similar al final del Tour en Marsella. Es una buen forma de saber cómo estamos  y buena práctica”.

La última salida de Froome en su bicicleta contrarreloj, en un sentido competitivo por lo menos, vino en el Tour de Romandía. Él estaba fuera del ritmo y con una lesión en la espalda, además que fue eclipsado por una rampante Porte.

Froome esperará revertir esa situación en la carrera, pero incluso acercarse más al australiano en la contrarreloj para saber si se está moviendo en la dirección correcta. Como ha indicado durante esta semana, ahora es el momento de intensificar.

“Espero que sea mejor que cómo fue en Romandía. Creo que Tony Martin es el hombre a batir, pero estaré mirando más a los chicos de la general y midiéndome contra ellos”, dijo Froome.

“Creo que Richie está en gran forma”, dijo cuándo se le preguntó sobre sus rivales tanto aquí como para el Tour. “Se ve muy bien. No he visto mucho de Romain Bardet, pero creo que se quedara oculto y espera la etapa del Mont du Chat, tal vez, Chambery. Valverde se ve en buena forma, Contador se ve en buena forma y Yates y Chaves. Va a ser una gran batalla”.