Porte, Contador y Chaves pasan por las primeras etapas de Dauphiné

Dos etapas en el Critérium du Dauphiné y la mayoría de los principales candidatos a la clasificación general no se han equivocado, y mientras que la camiseta amarilla descansa sobre los hombros de Thomas De Gendt (Lotto Soudal), un grupo de contendientes a la general se encuentran a la espera de la crono del miércoles que acomodara la general a espera de las etapas de montaña.

Alejandro Valverde (Movistar Team) es el mejor clasificado en la general a 1:09 con Chris Froome (Team Sky), Andrew Talansky (Cannondale-Drapac), Romain Bardet (AG2R), Dan Martin Racing), Esteban Chaves (Orica-Scott), y Alberto Contador (Trek-Segafredo) con el mismo tiempo.

Para Chaves, el Dauphiné es un viaje de descubrimiento. El colombiano sólo volvió a entrenar en abril después de una larga lesión en la rodilla y está tentativamente haciendo su camino al pasar de los días antes de probarse contra los mejores en la crono del miércoles. Mientras que las montañas aparecen en los últimos tres días que es un terreno más favorable a su habilidad y donde puede sobresalir.

“Físicamente todavía es difícil de decir”, dijo cuándo se le preguntó cómo se siente después de dos días de carreras. “Las dos primeras etapas fueron duras, pero no muy duras, y todos hemos llegado juntos. Creo que la primera prueba será la crono para ver los sentimientos reales en las piernas”.

Dicho esto, el regreso de Chaves a las carreras no ha sido fácil. A pesar de que ha habido una relativa calma en ambas fases de apertura de la carrera, siguen marcando su primera salida competitiva desde el Herald Sun Tour en febrero.

“Mis sentimientos no han cambiado demasiado desde ayer. Todavía estoy un poco asustado en el grupo, pero tenemos tiempo para acostumbrarnos a eso, sabíamos que sería así. Pero estoy feliz, como siempre, y estoy disfrutando de volver a competir con el equipo”.

Para Richie Porte, hay más presión en sus hombros. A pesar de que él también está pensando a largo plazo, a diferencia de Chaves llega al Dauphiné con mayor expectación sobre sus hombros después de ganar en el Tour Down Under y el Tour de Romandía. El ciclista de 32 años ha pasado por las dos primeras etapas sin complicaciones y parece que se enfrentará a Froome, Bardet y Contador por el título general.

“Fue bastante agitado”, dijo Porte después de la segunda etapa, “pero los chicos estaban siempre alrededor de mí hoy y me mantuvieron en una buena posición. Fue una buena etapa para salir y día a día nos estamos acercando a las verdaderas montañas. Estas etapas son bastante difíciles. Hay tanto que perder, pero creo que hicimos otro gran trabajo hoy”.

En cuanto a Contador, su forma es más difícil de predecir. Él ha sido competitivo desde que comenzó la temporada y ha tenido mala suerte de no ganar varias carreras, incluyendo una edición de la París-Niza en marzo que perdió por escasos segundos. Aunque no tiene el equipo más fuerte aquí -y es poco probable que ponga a sus hombres en una pelea cara a cara con el Team Sky de Froome o el BMC de Porte- es difícil imaginar que utilizará el Dauphiné como poco más que un ejercicio de entrenamiento .

“Hoy fue un día más fácil que ayer”, dijo el ex ganador del Tour después de la segunda etapa.

“Nadie quería pelear, aunque en el medio de la etapa Astana quería crear un quiebre y puso un ritmo más alto que hizo que algunos ciclistas perdieran contacto”.

Uno de ellos fue el compañero de equipo de Contador, Edward Theuns, quien llego fuera de tiempo y no podrá seguir en la carrera, dejando al español con un hombre menos mientras la carrera se dirige hacia las etapas más definitorias. La forma en que juegan aún no está claro, pero pocos apostarían a que Contador jugara un papel importante.

“La mayoría de los corredores que vienen a competir por la general están en muy buenas condiciones porque todos vienen aquí después de entrenar, trabajando muy bien en el último mes y todos ellos están en un nivel alto”, dijo. “Por ahora no puedes ver quién está bien y quién no.”