Compartir
Chris Froome - Presentacion Tour de Francia 2017

Chris Froome ha nombrado a Richie Porte (BMC Racing), Alberto Contador (Trek-Segafredo) y Romain Bardet (AG2R La Mondiale) como sus principales competidores del Tour de Francia. Sin embargo, Froome no apuntó a Nairo Quintana (Movistar), diciendo que el colombiano puede sufrir el desgaste de hacer el Tour y el Giro de Italia en la misma temporada.

“Mis mayores amenazas vienen de chicos que no hicieron el Giro, Richie Porte, Alberto Contador y Romain Bardet”, dijo Froome a Reuters. “Creo que va a ser difícil para Nairo hacer el Giro y el Tour”.

Quintana se embarcó en un doblete Giro-Tour esta temporada, pero se quedó corto de la marca el mes pasado cuando fue derrotado por Tom Dumoulin por sólo 31 segundos. Froome dijo a Reuters que no vio gran parte del Giro de Italia debido al entrenamiento de altitud en Tenerife, pero admitió que Quintana podría estar en mejor forma en julio.

“Puede que esté mejor en el Tour porque es un ciclista que está mejor en la segunda que en el que en la primera gran vuelta”, dijo Froome.

Es su ex mano derecha, Richie Porte el principal rival que tiene el británico en la búsqueda de su cuarto título en Francia. Porte abrió su cuenta en el Tour Down Under, y a pesar de una fallida actuación de cara a la clasificación general en la Paris-Niza, regresó a casa con una victoria de etapa. Su última salida fue el Tour de Romandía, donde venció a Simon Yates por 21 segundos. Froome sufrió de problemas de espalda durante Romandía, terminando en la posición 18vo de la general.

“Richie ha sido increíble esta temporada, ganando el Tour Down Under y recientemente el Tour de Romandía. Creo que el Tour de este año le va muy bien a Richie”, dijo Froome. “Definitivamente tiene la oportunidad de estar ahí arriba por la victoria, esta temporada ha estado mostrando lo que es capaz, siempre creo en Richie”.

Porte terminó quinto en el Tour de Francia del año pasado después de perder tiempo en la semana de apertura debido a un problema mecánico.

Sin Porte detrás de él, Froome mira a Geraint Thomas y Wout Poels para ser sus últimos hombres en la montaña en estos días. Tampoco estarán con Froome en el Critérium du Dauphiné, que comienza esta semana. A Thomas se le dio la oportunidad de dirigir una Gran Vuelta por primera vez en el Giro de Italia. Sin embargo, se fue en la segunda semana después de las lesiones que sufrió en un fuerte accidente en la novena etapa. Froome simpatiza con sus compañeros de equipo, pero dice que podría resultar beneficioso para el Tour de Francia.

“Por un lado, fue un gran revés para Geraint que no pudo terminar el Giro, pero para el Tour, será una buena cosa para el equipo porque estará más fresco y tendrá más tiempo para prepararse,” dijo.

Después de un largo entrenamiento en altitud, Froome comenzará las etapas finales de su preparación para el Tour de Francia en el Critérium du Dauphiné. Ha sido una temporada tranquila hasta ahora para el ciclista del Team Sky, pero está contento con la forma en que las cosas han salido hasta ahora.

“Creo que ha sido una acumulación similar a la que tuve el año pasado, creo que funcionó bien y pude hacer el Tour y la Vuelta”, dijo, añadiendo que la Vuelta aún no es seguro en su programa. “Después del Tour, si todo va bien, me encantaría hacer la Vuelta”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here