Thiabut Pinot (FDJ)

Después de ganar más de un minuto en sus rivales en la etapa de las Dolomitas el jueves y luego impresionar en Piancavallo el viernes, estaba claro que Pinot fue uno de los favoritos que mostro mejor forma en la tercera semana.

Thibaut Pinot junto a Nairo Quintana (Movistar Team), Vincenzo Nibali (Bahréin-Mérida), Ilnur Zakarin (Katusha-Alpecin) y Domenico Pozzovivo (Ag2r La Mondiale) se disputaron la victoria de etapa. Afortunadamente para el francés pudo entrar primero por la línea de meta:

“Una victoria de etapa no es más importante que un buen lugar en la clasificación general, pero es por eso que soy un ciclista”, dijo Pinot. “Lucho para ganar carreras, y ciertamente es muy agradable hoy, contra los mejores contendientes del Giro”.

Pinot estaba presente y alerta cuando Nibali y Quintana aceleraron en Foza, y parecían los más inclinados hacia una colaboración constante mientras avanzaban hacia la cumbre y lentamente arrebataron la intentona de Pozzovivo ya Zakarin. La cooperación parecía mejorar en el llano hacia la línea de meta, aunque Dumoulin logró reducir a la mitad su déficit en la meta con la ayuda de sus “amigos” Yates, Jungels y Mollema.

“Con Nibali y Quintana cooperamos muy bien, dimos el 100 por ciento, y no contábamos nuestros golpes de pedal”, dijo Pinot. “Una vez que nos unimos a Pozzovivo y Zakarin, tuvimos la victoria en la etapa en la mente, y lo hice también en los últimos dos kilómetros. Sin embargo, el hecho de que aventajamos en 15 segundos a un rodador fuerte como Dumoulin muestra que nuestra cooperación fue buena.”

La victoria en la etapa de Pinot lo eleva a la tercera posición en la general antes de la última etapa del domingo, una prueba rápida y plana de 29.3km desde Monza hasta Milán. Esta distanciado de la maglia rosa de Quintana por sólo 43 segundos, y está a sólo cuatro segundos del segundo puesto de Nibali, aunque está consciente de que Dumoulin, que ahora es cuarto a 53 segundos, es el favorito para obtener la victoria general del Giro.

“Al principio, en Cerdeña, dije que quería una victoria de etapa y un lugar en el podio final. He hecho la parte más difícil”, dijo Pinot. “Ahora quedan 30 kilómetros, y daré todo para terminar el Giro sin arrepentimientos”.

Pinot ha mejorado notablemente en la contrarreloj en los últimos tres años, incluso con su exhibición mediocre en la crono de Montefalco en la etapa 10 fue quizás el punto más bajo en este Giro. Perdió cuatro segundos por kilómetro con Dumoulin, pero la última etapa del Giro ofrece una prueba diferente.

“Voy a luchar por la victoria en la general, pero Dumoulin probablemente sigue siendo el favorito”, dijo Pinot. “También recuerdo que Quintana ganó una prueba contrarreloj en la Route du Sud por delante de Sylvain Chavanel el año pasado, será una batalla magnífica, nadie podrá decir quién va a ganar el Giro, y eso es hermoso.”

Sin embargo, Pinot saldrá de su debut en Giro cada vez más convencido de la belleza de la vida fuera del mes de julio. Como un talento francés montado en un equipo francés, se vio obligado a construir cinco temporadas sucesivas alrededor del Tour de Francia, una carrera en la que ha conocido más desconsuelo que la felicidad. Sin embargo, antes de su brillante debut en el 2012 en La Grande Boucle, Pinot se preguntó en privado si el Giro era una carrera más adecuada a sus características.

“Pase lo que pase mañana, espero regresar al Giro en el futuro”, dijo Pinot. “Siempre estuve convencido de que esta carrera me conviene, ha ido más allá de mis esperanzas hasta ahora, no tengo nada negativo que decir sobre el Giro”.