Thibaut Pinot (FDJ)
Thibaut Pinot (FDJ)

Thibaut Pinot (FDJ) está teniendo una tercera semana en el Giro de Italia de ensueño. El ciclista francés ha demostrado en estas dos últimas etapas cuál de los favoritos se encuentra en las mejores condiciones.

Nairo Quintana cada vez que se le pregunta insiste en la peligrosidad de Pinot, a pesar de ello lo ha dejado escaparse en las dos últimas etapas, en consecuencia es ahora cuarto en la clasificación general individual a solo 53 segundos del colombiano Quintana.

En la etapa que finalizaba en Piancavallo este viernes fue capaz de conseguir una ventaja de 12 segundos sobre el resto de favoritos, producto del ataque que realizo a falta de 7 kilómetros de la línea de meta. En un momento dado, el hombre del FDJ mantuvo un margen aún mayor sobre Quintana, Nibali y otros, pero aunque los perseguidores cerraron un poco la brecha cuando las pendientes se relajaron, hizo lo suficiente para recuperar el tiempo con todos sus rivales del podio.

“Ataqué porque quería irme, me escapé solo, lo cual fue una lástima, porque me gustaría haber traído a algunos ciclistas conmigo, ya que el final fue bastante plano”, dijo Pinot después de cruzar la línea de meta. “Voila, tuve que intentarlo, la brecha creció y di el máximo hasta el final.”

“No sé las brechas exactas ahora, pero ha sido un buen día independientemente. Mañana es un gran día de nuevo, por lo que no se decide nada”.

El ataque de Pinot se produjo cuatro kilómetros después de que el líder de la carrera Dumoulin estaba distanciado bajo el ritmo implacable del Movistar. Al final del día, Dumoulin concedería 1:21 a Pinot, y entregaría su maglia rosa a Quintana. En la clasificación general, Pinot sigue cuarto en la general, pero está a sólo 53 segundos detrás de Quintana, 15 abajo en Dumoulin, y a sólo 10 segundos de Nibali y el tercer peldaño del podio en Milán, su objetivo declarado desde el principio. “Esa es la meta”, reiteró Pinot el viernes.

Después de brillar en el Blockhaus en la novena etapa, donde fue el oponente más desafiante de Quintana, Pinot firmemente cedió tiempo durante la segunda semana, y luchó de nuevo en la dura ascensión doble del Stelvio en la etapa 16 en Bormio. Sin embargo, ha detenido tranquilamente su trayectoria descendente durante los últimos dos días, y se acerca al fin de semana con confianza.

Sin contar con Dumoulin, Pinot es el mejor (en el papel) que contrarrelojista de los primeros cinco en la clasificación general, lo cual la crono del dia domingo juega a su favor.

“Es seguro que las cosas están mejorando para mí. Tuve un poco de frío la semana pasada y que tomó un poco de tiempo para pasar, pero ahora estoy mejor”, dijo Pinot. “Mañana va a ser una etapa muy difícil, está el Monte Grappa y luego es casi un final en alto después, por lo que va a ser un gran día”.

Las ganancias de Pinot en Dumoulin el viernes amenazaron con ser mucho mayores cuando el holandés fue sorprendido después de que el pelotón se separara en el rápido descenso del sprint intermedio en Sappada. Dumoulin, que se quedó atrás por delante del Sella Chianzutan, admitió después que simplemente fue sorprendido en la parte trasera del pelotón. Pinot, por su parte, explicó que, contrariamente a los informes, la brecha nunca se había extendido más de medio minuto.

“La diferencia más grande fue de 30 segundos, y si fue dos minutos, creo que no fuera vuelto al grupo”, dijo Pinot. “El grupo se dividió en un descenso y Dumoulin estaba mal colocado, Movistar, el Bahréin-Mérida y nosotros nos montamos en la parte delantera. Es una pena que hubo esta subida a 100 kilómetros de la meta que le ayudó a volver, porque de lo contrario yo creo que podría haber causado grandes daños.”