Compartir
Nairo - Nibali - Dumoulin

En caos han estado las redes sociales en los primeros kilómetros de la etapa 19 del Giro de Italia 2017. Una situación de carrera en la cual se vio comprometido el líder Tom Dumoulin ha despertado tal agitación.

La sorpresa se presentaba al momento de presentarse un corte en el cual quedaba rezagado Tom Dumoulin con una brecha en tiempo de hasta 90 segundos. Este corte fue producido por el Movistar Team y el Bahrain-Merida los cuales atacaron rápidamente al líder quien quedó descolgado.

El caos surgió minutos después cuando la cadena de noticias Eurosport confirmaba que el ataque al líder se había producido cuando este estaba orinado.

Esta noticia minutos después fue aclarada y se confirmó que Dumoulin no ha parado ni a orinar, ni a defecar, ni a cambiar de bicicleta, ni a contemplar el paisaje de Italia. Sencillamente lo que ha sucedido es que en el descenso iba mal colocado, demasiado atrás debido a su posición de líder, algo similar a lo que le sucedió a Froome en la Vuelta 2016.

Los equipos Movistar y Bahréin, con sus líderes (Nairo y Nibali) iban bien situados al frente del pelotón y vieron la oportunidad de atacar. Rojas quien se ubicaba detrás de Tom Dumoulin ha avisado por el pinganillo de la mala situación del líder y por ello se aceleró delante para provocar el corte.

No ha habido (pese a las declaraciones divergentes del Sunweb) ninguna situación anti fair-play, más bien un despiste del líder de Giro y su equipo y un lógico contragolpe de parte de sus más inmediato perseguidores en la clasificación general individual.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here