Vincenzo Nibali (Bahrain-Merida)
Vincenzo Nibali (Bahrain-Merida)

El ciclista italiano Vincenzo Nibali (Bahrain-Merida) es uno de los ciclistas favoritos que se encuentra en la obligación de reducir su desventaja ante el líder Tom Dumoulin.

Nibali cuarto de la general del Giro de Italia, se encuentra 3 minutos y 49 segundos del líder Tom Dumoulin (Team Sunweb), hablaba en la conferencia de prensa sobre sus posibilidades, dando entender que no está nada perdido y que en la carrera “puede suceder de todo”:

“Tendré que jugar mis bazas y atacar, claro, queda una semana muy dura y aún puede suceder de todo. Mañana es la etapa reina, con 220 kilómetros. Será muy dura, a ver cómo juegan sus cartas los rivales”, decía el referente ciclista italiano.

Vincenzo Nibali tiene en su palmarés dos victorias finales en el Giro de Italia, cree que puede recuperar el tiempo perdido a pesar de la fortaleza de Dumoulin:

“Hasta el momento, Nairo Quintana no ha podido marcar las diferencias y Tom Dumoulin ha hecho una auténtica demostración de fuerza. Veremos qué sucede a partir de ahora, pero el Giro sigue abierto”, dijo.

A Nibali nunca se le puede dar por vencido, es un ciclista combativo que da hasta la última gota de esfuerzo cuando pretende buscar alcanzar su objetivo, ya lo demostró el año pasado ganado el Giro cuando muchos lo daban por perdido.

Respecto a sus posibilidades se encuentra optimista a pesar de la dificultad de remontar ante Quintana y Dumoulin:

“Sabemos que el nivel es muy alto, y no es que sea pesimista, soy realista. Hay que ver el desarrollo de la carrera, si alguien tiene mal día tenemos que aprovechar. En una carrera de tres semanas no siempre estás igual”.

Sobre como afrontara la etapa 16 del Giro de Italia:

“La etapa es muy dura, está el Mortirolo y las dos subidas al Stelvio – es una subida legendaria – todo después de un día de descanso. Podría ser peligroso, pero tal vez no pase nada, pero el cansancio se  quedaran en las piernas y afectaran en las etapas que siguen”, explicó.

“Creo que Quintana hará todo lo posible por distanciar a Dumoulin, hasta ahora he intentado defenderme y estoy a un minuto de Quintana, eso no es gran cosa. Yo también, él está corriendo bien y Pinot hará su carrera también.”

Nibali indicó que no trabajaría para ayudar a Dumoulin a perseguir a Quintana o Pinot si el escenario se convierte en una batalla mano-a-mano en la subida final del día:

“Si hay una batalla sencilla y Dumoulin está solo, la camiseta rosa tiene que cerrar a todos los que lo ataquen. Si soy cuarto y él me pide que trabaje no lo haré, porque terminar tercero o cuarto no va a cambiar mi estrategia, es bastante lógico, creo.”

“Quintana puede revolucionar la clasificación y él tiene el equipo para hacerlo. Dumoulin está claramente en gran forma. Veremos cómo lo hace en las montañas, que son difíciles para él, pero tiene una buena ventaja, no podemos engañarnos, no será fácil para nadie cerrar la brecha y ganar tiempo a Dumoulin antes de la última crono”.