Compartir
Tom Dumoulin (Team Sunweb)

El ciclista holandés Tom Dumoulin (Team Sunweb) dio una completa exhibición en la etapa contrarreloj y es el nuevo líder del Giro de Italia 2017.

Dumoulin no tuvo contendientes en los 39.8 kilómetros de la décima etapa y prácticamente voló sobre el asfalto. A pesar de las diferencias y de ser el nuevo portador de la maglia rosa del Giro de Italia, señaló que la diferencia de 2 minutos y 23 segundos sobre Nairo Quintana (Movistar) “es buena”, pero fue cauto al referirse si es definitiva la diferencia de tiempo:

“La diferencia es buena, pero como Quintana demostró en el Blockhaus, es el mejor escalador y puede suceder cualquier cosa la última semana. Si tuviera que irme ya a casa diría que ha sido un Giro muy exitoso, tenemos una victoria y la camiseta rosa, por lo que es un día feliz”.

Esta no es la primera victoria del ciclista holandés en la corsa rosa, el año pasado ganó la etapa de apertura y porto la maglia rosa varios días:

“Es realmente especial volver a ponerme la maglia rosa. Ya la vestí seis días el año pasado, lo cual ya era especial. Ahora ya no es una coincidencia. Ahora puedo pelear con los mejores y eso es una sensación agradable”.

A diferencia del año pasado, Dumoulin tiene objetivos claros y se enfoca directamente en la clasificación general:

“Es que ahora voy para luchar la general, como en la Vuelta a España de 2015, hasta el final. Vamos a ver si mi ventaja vale en las montañas, pero por ahora soy positivo por ser el líder”.

Las diferencias en la décima etapa del Giro se salían del pronóstico hecho por muchos especialistas en la materia. Tom Dumoulin no tuvo contendientes en la contrarreloj y el resultado es evidente en las diferencias que consiguió sacar el ciclista holandés en la línea de meta:

“Esperaba ganar tiempo para asegurarme, pero no tanto. Nunca se sabe, depende del día y hoy ha sido bueno. He sufrido también, pero valía la pena, la diferencia era grande”.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here