Luka Pibernik

El ciclista Luka Pibernik, de 23 años perteneciente al equipo Bahréin-Mérida, protagonizó este miércoles una de las imágenes de la jornada en el Giro. A falta de nueve kilómetros para el final de la etapa, el ciclista esloveno lanzó un ataque que nadie siguió porque aún faltaban mucho para el final.

Pibernik lanzo un sprint a 100 metros de línea de meta y levantó los brazos en señal de victoria cuando la cruzó. El corredor del Bahréin-Mérida no era consciente de que todavía restaban seis kilómetros para el final de etapa.

La llegada a Messina presentaba dos vueltas a un circuito de seis kilómetros, algo de lo que no debió acordarse. Su cara cuando se dio cuenta de su error era un poema, sobre todo cuando vio que el pelotón no detenía su marcha. La victoria se la llevó finalmente el colombiano Gaviria.