Steven Kruijswijk

Steven Kruijswijk (Lotto NL-Jumbo) espera que toda su mala suerte termine en esta primera semana del Giro ya que se ha visto inmiscuido en varios problemas en las primeras cinco etapas.

Después de haber perdido 13 segundos por un accidente en los últimos kilómetros de la primera etapa del Giro de Italia, el holandés sufrió una dura caída cuando se acercaban a la subida del Monte Etna en la cuarta etapa del martes pasado.

El extraño incidente se produjo en una curva a 90 grados a la derecha, donde algunos ciclistas siguieron de largo, algunos hicieron el giro y otros terminaron cayendo. Kruijswijk, con la ayuda de sus compañeros de equipo LottoNL-Jumbo, remontaron rápidamente y volvieron a reunirse con el grupo de favoritos para subir al Etna, sin perder tiempo en la línea de meta.

“Me estrellé fuerte, fue en un momento muy malo, no sé exactamente qué pasó, pero parte del pelotón fue al otro lado. Antes de que lo supiera, estaba en el suelo”, daba declaraciones en un comunicado en la página web del equipo.

“Estábamos bien en el frente y crees que estás fuera de problemas, sin embargo, te caes y luego tienes que conseguir la bicicleta lo más rápido posible para seguir. Los muchachos me ayudaron bien, pero caída nunca es buena, pero afortunadamente, solo son algunas abrasiones y puedo seguir adelante. En una gran vuelta todo tiene que están tranquilo y en este caso no ha sido así en este momento. Espero temer mejor suerte de ahora e adelante.”

Addy Engels de LottoNL-Jumbo reveló cómo el incidente había enfurecido a Kruijswijk, algo que él cree que podría ayudarlo en lo que está por venir.

“Me alegro de que ahora esté enojado -dijo Engels-, es una emoción mejor que bajar la cabeza, y ahora debemos ver qué lesiones son exactamente las que tiene.”