Geraint Thomas - Team Sky

Son muchos los que están prediciendo que la subida al Monte Etna es demasiado temprano en la carrera para que se vean batallas. Pero Gerain Thomas, una voz con autoridad en el pelotón, cree todo lo contrario.

“Creo que una vez que estés en él Etna, todo el mundo estará con mucha energía para hacer algo”, dijo Geraint Thomas del Team Sky dijo a un pequeño grupo de reporteros en Tortoli antes de la tercera etapa. “Si alguien está bien, intentara hacer algo en la subida.”

Aunque un punto de vista muy popular es que sería muy arriesgado asumir el liderato tan pronto, Thomas señala que al menos un contendiente de Giro de Italia ha operado de manera diferente en el pasado.

“Recuerdo cuando Vincenzo Nibali tomó amarillo en la segunda etapa del Tour de Francia en 2014, la carrera aún estaba en el Reino Unido”, señaló el galés. “No creo que el martes los favoritos estén pensando en no querer tomar el liderato del Giro por ser demasiado pronto”.

Geraint Thomas - Team Sky
Geraint Thomas – Team Sky

Thomas no cree, en ningún caso, que los organizadores del Giro de Italia hayan cometido un error al poner un puerto mítico tan pronto: “Es poco habitual tener una subida tan temprano, pero será bueno para ver donde estoy, espero tener un buen día”.

Thomas no ha subido el monte Etna y esta será la primera vez que transite en estas carreteras. Sin embargo, dice que pasará parte del día de descanso viendo videos de los últimos asaltos sobre el volcán siciliano. “Al parecer, el viento podría ser importante, será una buena prueba”.

No llegó a ver el Blockhaus, el otro gran final en la novena etapa, porque estaba bloqueado por la nieve cuando durante el Tirreno-Adriático: “Siempre y cuando tengas piernas no va haber problemas con la subida”.

A pesar de todas sus expectativas de que podría haber una gran batalla el martes, Thomas no está seguro de si el Etna comenzará a resolver la cuestión de la jerarquía entre él y Mikel Landa:

“Podríamos terminar juntos, o uno por delante del otro”, señala Thomas. “Ambos hemos conseguido una igualdad de oportunidades, pero una vez que el Etna pase, vendrá el Blockhaus y otros puertos y obviamente la contrarreloj, para cuando lleguemos a la última semana se hará una selección natural y se solucionará.”