Giro de Italia 2017 (Etapa 4)

El Giro de Italia 2017 disputara este 9 de mayo la cuarta etapa entre las localidades de Cefalú y Etna, con un recorrido total de 181 kilometros.

Cefalú ha sido sede de una etapa del Giro de Italia en tres ocasiones, la mas reciente fue en el año 2008 cuando se disputo una jornada hasta la localidad de Agrigento la cual fue ganada por Riccardo Riccó y donde Franco Pellizotti se colocaba la camiseta de líder.

La etapa que la organización ha marcado con cuatro estrellas y catalogado como de alta dificultad, inicia con 50 kilómetros llanos a orillas de la costa, por tanto es de cuidado que los equipos sean cautelosos con el viento que seguramente hará presencia.

Giro de Italia 2017 (Etapa 4) Cefalú - Etna (181 Km)
Giro de Italia 2017 (Etapa 4) Cefalú – Etna (181 Km)

A 57 kilómetros, el pelotón se encontrara con la primera de las dos dificultadas montañosas de la jornada, un puerto de segunda categoría llamado la Portella Femmina Morta de 32.8 kilómetros de longitud, un desnivel de 1462 metros, una pendiente media del 4.5% y máxima del 8%. Este puerto es largo y tendido, lo cual servirá para calentar las piernas para el cierre de la etapa.

Puerto Portella Femmina Morta
Puerto Portella Femmina Morta

Después del puerto, el pelotón afrontara un largo descenso paladeable y algo técnico. El terreno antes de llegar al último puerto es quebrado en un contante sube y baja, siempre con la tendencia a descender. El pelotón llegara al pueblo de Nicolosi en donde inicia el puerto de montaña del Etna, cima que cierra la etapa.

Puerto del Monte Etna
Puerto del Monte Etna

Son 17.9 kilómetros de escalada, con una pendiente media del 6.6%, una máxima del 12% y un desnivel total de 1187 metros. La última vez que el Giro finalizo una etapa en el monte Etna fue en la edición 2011 y fue ganada por Alberto Contador.

Los últimos cinco kilómetros son duros, pendiente media del 7.9%, con tramos al 11%, pero los dos últimos son suaves ya que cierran al 3.6% y el 1.8% de desnivel, lo que presagia que si los ataques aparecen tendrán que hacerlos antes de los 5 kilómetros de la línea de meta.

La cuarta etapa es la primera prueba de montaña que mostrara en qué estado están los favoritos para llevarse la Corsa Rosa. El hecho que la etapa sea la cuarta en el calendario presagia que los capos no mostraran todo lo que tienen en sus piernas, además, no es recomendable tomar la camiseta de líder tan temprano y asumir responsabilidades que merma en esfuerzo al equipo.

Si me tocara apostar por alguien, se me viene a la mente Vincenzo Nibali, el martes estará en su ciudad natal de Messina y será muy especial para el estar ahí con la camiseta rosa.