Fernando Gaviria - Quick-Step Floors

El debutante en una gran vuelta, Fernando Gaviria, era uno de los favoritos para llevarse la victoria en la primera  etapa del Giro de Italia en Olbia, pero en su lugar fue un inesperado Lukas Postlberger quien se llevó la victoria y la primer maglia rosa.

El ciclista del Quick-Step Floors explicó que el mal posicionamiento en un final técnico hizo difícil alcanzar al ciclista del Bora y termino cruzando la línea de meta el puesto 12.

“La etapa de hoy fue difícil y el acabado técnico complicó aún más las cosas, el equipo hizo un gran trabajo persiguiendo a los fugitivos, pero en los últimos kilómetros, después del accidente, se hizo muy difícil controlar toda la situación”, dijo Gaviria.

“Llegar a la última rotonda no estaba bien colocado y mis ambiciones para un buen resultado llegaron a su fin, pero es sólo el comienzo de la carrera y habrá otras oportunidades”.

El ciclista de 22 años ha demostrado que empieza bien las carreras. Su lista de victorias en las carreras por etapas está inclinada hacia los primeros días de carrera, aunque la 100ª edición del Giro es una experiencia completamente nueva para el colombiano. Mientras que tendrá varias oportunidades más para una victoria de etapa.

Gaviria explicó antes de la carrera que una victoria no es su único objetivo, ya que también quiere hacer todo el recorrido hasta llegar a Milán:

“Ir a Milán, todo el recorrido, es el gran objetivo esta vez”, dijo de sus aspiraciones antes de iniciar la carrera. “Sólo puedo esperar hacer las cosas de la mejor manera posible”.

La etapa 2 del Giro parece estar más allá de los velocistas como Gaviria, Caleb Ewan (Orica-Scott) y Andre Greipel (Lotto Soudal), pero el colombiano puede mirar hacia adelante y centrarse en etapas más acorde a su perfil y de esta forma conseguir su primera victoria en una gran vuelta.