Compartir
Caleb Ewan (Orica-Scott)

Caleb Ewan (Orica-Scott) fue uno de los sorprendidos por el ataque temprano de Lukas Postlberger (Bora-Hansgrohe) y perdió una gran oportunidad de tomar la primera camiseta rosa del Giro de Italia.

Ewan estaba perfectamente colocado a la rueda de Andre Greipel en los últimos metros de la etapa. Pedaleo con fuerza y ​​un poco temprano para salir del caos, su pose aerodinámica estaba armada y solo le quedo conseguir un segundo lugar para desahogar su frustración

“Me sentí muy bien y creo que he hecho un sprint muy bueno. No tienes muchas oportunidades de liderar una gran vuelta y estoy muy decepcionado por perder esta oportunidad”, dijo a los medios antes de entrar al área anti-doping.

“Tomamos la decisión de salir un poco temprano porque el final fue muy técnico y luego no estoy seguro de lo que pasó al final, quedamos rezagados y no pudimos alcanzar”.

“Fue un movimiento muy fuerte de Lukas Postlberger, hay que felicitarle”, agregó Ewan de manera deportiva. “Fue un final agitado y, a veces, un momento de titubeo puede hacerte perder la carrera”.

Ewan es segundo en general, cuatro segundos detrás de Postlberger debido las bonificaciones. Para mañana en una etapa de media montaña sabe que el perfil de 221 kilómetros y especialmente la subida gradual y larga en los últimos 50 kilómetros significaran que no podrá tener su oportunidad de venganza.

“Mañana es bastante montañoso y creo que va a ser muy difícil, así que vamos a ver cómo va”, concluyó pesimista.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here