Linas Rumsas - Altopack-Eppela

El mundo del ciclismo ha sufrido otra tragedia este martes cuando Linas Rumsas de 21 años, hijo del ex finalista del Tour de Francia Raimondas Rumsas, murió en su casa en Italia.

La Federación Lituana de Ciclismo confirmó la muerte del ex campeón junior nacional, que corrió con el equipo italiano Altopack-Eppela, y albergaba las ambiciones de seguir los pasos de su padre convirtiéndose en profesional. Este año fue tercero en la carrera Poggi all Cavalla y quinto en Terranuova Bracciolini.

Según la Federación, Rumsas perdió el conocimiento alrededor de las 10:30 y fue llevado al hospital en una ambulancia, pero fue declarado muerto dos horas más tarde.

“Su sonrisa iluminó hasta el más oscuro de los días”, se podía leer este mensaje en las cuentas de redes sociales del equipo Altopack-Eppela el martes. “Siempre te amaremos en silencio y nunca te olvidaremos”.

El caso de Rumsas es el último de una trágica serie de muertes de ciclistas activos. Michele Scarponi murió hace una semana y media después de haber sido atropellado por una furgoneta en un paseo de entrenamiento, mientras que el joven Chad Young murió por lesiones sufridas por una caída en el Tour del Gila.

El martes también se informó que el ex campeón nacional de Namibia y ex miembro del Centro Mundial de Ciclismo de la UCI, Raúl Costa Seibeb, murió en un accidente de tráfico.