Mundiales de ciclismo - Contrarreloj

Esta es una completa novedad, sería la primera vez en la historia de los Mundiales de ciclismo que la contrarreloj individual masculina que se disputará en Bergen (Noruega) el 20 de septiembre finalice con una escalada de 3,4 kilómetros.

La pendiente media de este ascenso es del 9,1%, el último kilómetro en el Monte Floyen, desde donde se divisa toda la ciudad noruega, aportará un final espectacular a la prueba contrarreloj de 31 kilómetros. Los primeros 27,5 kilómetros presentarán un perfil más conforme al recorrido habitual de una contrarreloj.

Lo más probable es que la mayor parte de los corredores opten por el cambio de la bicicleta de contrarreloj por una convencional para afrontar la escalada final, maniobra que será efectuada en una zona especificada al pie del Monte Floyen, ubicado a la salida de una curva cerrada en una ligera pendiente donde la velocidad de los corredores no será excesiva.

Aunque las metas en alto en las pruebas contrarreloj no constituyen una novedad en las competiciones profesionales, sí es la primera vez que se produce en unos Campeonatos Mundiales en ruta.

Según explica el exprofesional Marco Pinotti, seis veces campeón de Italia de la especialidad, en la página de la UCI, “será una crono más espectacular de lo que esperaba tras verla en un mapa”.

Los Campeonatos del Mundo 2017 tendrán lugar en Bergen del 16 al 24 de septiembre. La prueba cronometrada élite hombres se disputará el día 20.