Yoann Offredo (Wanty Groupe-Gobert)

Los niveles de intolerancia e inseguridad cada día van en aumento, prueba de esto es la gran cantidad de agresiones que sufren muchos deportistas cuando se disponen a entrenar.

En esta oportunidad le toco a Yoann Offredo quien corre para el equipo Wanty Groupe-Gobert, el cual atacado violentamente mientras se encontraba entrenando junto a dos amigos.

El ciclista publicó las fotos en las redes sociales este lunes, mostrando las agresiones físicas que sufrió de parte de los asaltantes.

El francés de 30 años, que a principios de este mes terminó 14º en el Tour de Flandes y en la París-Roubaix, dijo a través de Facebook que fue víctima de un asalto con arma blanca y un bate de béisbol mientras estaba fuera montando con dos amigos.

“Empecé el ciclismo a la edad de 12 años con toda la imprudencia que va con él. Yo estaba lejos de imaginar que algo de esta pasión iba a nacer un oficio, el de ciclista.
Yo estaba lejos también de saber que a lo largo de mi carrera conocería gente mágica.
También estaba lejos de imaginar que este trabajo sería tan peligroso.
Yo estaba lejos de imaginar que también ejercer mi profesión tendría a veces que poner en peligro mi vida.
Hoy fui víctima de una agresión, con un arma blanca y un bate de béisbol cuando entrenaba con dos amigos… Resultado: una nariz fracturada, una costilla en mal estado y hematomas en todo el cuerpo, pero más allá Las heridas físicas, sobre todo estoy conmocionado.
No estoy enojado, sólo estoy triste de ver que este hermoso deporte que me gusta, ya no quiero que mis hijos lo practiquen… es demasiado peligroso.
Te vas por la mañana para el entrenamiento, pero nunca sabes si vas a venir a casa.
Solo triste de comprobar, que en el país de los derechos humanos, los derechos de los ciclistas se ignoran.”

Este es un caso que no ha pasado por primera vez, anteriormente al colombiano Darwin Atapuma sufrió graves lesiones al momento de intentar defenderse de un asalto por arte de delincuentes que intentaron robarle su bicicleta.

Atapuma fue interceptado por dos hombres quienes le exigieron que entregara su bicicleta de carreras, una SLR01 BMC, según referenció el equipo. Acto seguido luchó con los dos, uno de los cuales tenían un cuchillo  y sufrió una cortada en la mano izquierda y la muñeca.

Cabe resaltar que los dos asaltantes fueron detenidos por la policía luego de perpetrar el hurto. “Fue una situación estresante y tuve la suerte de que la policía logró capturar a los dos hombres,” dijo Atapuma al Dr. Max Testa, médico del equipo BMC Racing.