Nairo Quintana (Movistar Team)

El Giro de Italia 2017 está a pocos días de disputarse y son muchos los ciclistas con opciones en conseguir la victoria final, pero a los ojos de Nairo Quintana (Movistar Team) antes de iniciar, Vincenzo Nibali (Bahrrain-Mérida) destaca por encima del resto.

“Está en casa, creo que es el mejor rival que tengo en este Giro”, dijo el colombiano del ciclista que ganó el Giro en 2013, un año antes de hacerlo él mismo.

Quintana habló en una conferencia de prensa en Bogotá este viernes, organizado antes de que se dirija a Europa para disputar su primera gran vuelta de esta temporada. El Giro de Italia 2017 es el primer objetivo de su doblete, ya que el ciclista colombiano se ha marcado el ganar tanto el Giro como el Tour de Francia, una hazaña no lograda desde que Marco Pantani lo hiciera en 1998.

Ha habido interrogantes sobre la forma en que competirá en el Giro y si puede permitirse el lujo de guardar algo para julio. De hecho, el Tour sigue siendo la mayor prioridad del escarabajo colombiano de 27 años, y la decisión del doblete se basó en sus actuaciones en la Vuelta a España y la noción de que su rendimiento es mucho mejor cuando corre una segunda gran vuelta en una temporada.

“La idea es ir por el título en el Giro de Italia. No sé si va a salir o no, pero lo intentaremos”, dijo Quintana, aunque sí sugirió que la maglia rosa no era una obsesión.

“Más que ir allí desesperado para ganar el Giro, voy con la emoción de poder participar en la edición 100 como uno de los ganadores en el pasado”, dijo.

Quintana reconoció que él ha tenido que adaptar su entrenamiento al doble objetivo Giro-Tour y no enfocado a una sola gran vuelta.

“Continúo perfeccionando mi contrarreloj y está mejorando en la medida de lo posible”, dijo, añadiendo: “también entreno la escalada, pero con mucho cuidado, tengo que llegar en buena forma tanto para el Giro como para el Tour”

“Ahora tenemos un poco de experiencia y tenemos nuestros puntos de referencia en términos de carreras de tres semanas.”

Quintana viajará a la Vuelta a Asturias en el norte de España como parte de su preparación final para el Giro, que comienza el 5 de mayo. La carrera de tres etapas se extiende del 29 de abril al 3 de mayo.