Alberto Contador (Trek-Segafredo)

Alberto Contador (Trek-Segafredo) ha dado declaraciones en la llegada de la segunda etapa y se muestra optimista con las primeras subidas en la etapa de mañana en la Vuelta al País Vasco.

Contador comentaba que la tercera etapa que se disputara mañana servirá “para que desaparezcan los nervios en el pelotón”, y afirmaba que esta situación “obligarán a estar muy atentos a los corredores explosivos”.

“Mañana llega una etapa con una subida antes de meta y eso es bueno, ya que con los ascensos los nervios se quitan. Cada uno irá como pueda y le funcionen las piernas hasta que la carrera vaya un poco más calmada. Habrá que estar atentos, sobre todos a los corredores explosivos y a los movimientos”, explicó.

Sobre como paso la segunda etapa con final en Elciego, Contador daba las siguientes declaraciones:

“La etapa exigía poner atención por el viento, pero al final no ha sido demasiado fuerte, como para cortar el pelotón. No obstante había que estar atento en todo momento e ir bien colocado porque había muchísima tensión y una caída te podía hacer perder tiempo. Con la ayuda del equipo he salvado el día sin problemas”, dijo.

Contador tuvo un pinchazo que sufrió a unos 50 kilómetros, pero no tuvo dificultad alguna para reintegrarse de inmediato al pelotón.

“Cogí algo en la carretera principal a unos 50 kilómetros de meta, pero cambié la rueda con mi compañero Cardoso y no tuve ningún problema”, concluyó.