Beñat Intxausti – Team Sky

Beñat Intxausti (Team Sky) ha añadido carreras de ciclo-cross a su calendario de invierno en un intento de construir su forma antes de la temporada 2017. Intxausti soportó un año tórrido, compitiendo sólo 15 días en 2016.

“Propuse la idea de competir con el ciclo-cross al equipo Sky y estuvieron de acuerdo, siempre y cuando se tratara simplemente de un ejercicio de entrenamiento y no de un programa completo.”

“Me instalaron con dos bicicletas prácticamente nuevas”, dijo Intxausti. “[Las bicicletas] llegaron el viernes a las ocho de la noche – la carrera fue el domingo. Las preparamos, y el sábado fui a probarlas en Amezaga: afinar la bicicleta, las medidas, los tubulares, un día antes de competir”.

“Siempre he preguntado a los equipos si podría hacer una carrera como una forma de entrenamiento y preparación, y en este caso he tenido la fortuna que el equipo ha dicho sí.”

Intxausti montó el ciclo-cross antes de llegar a profesional en 2007, pero desde entonces no ha competido más en este tipo de carreras. Intxausti se alineó el domingo en el Trofeo San Andrés en Amezaga de Zuia. Él no terminó, pero se mantuvo compitiendo casi dos horas.

“Fue bonito, es un regreso al pasado y, la verdad es que lo disfruté mucho”, dijo. “Con el calentamiento y la carrera, fue una hora y media, casi dos horas. Lo extendí con un paseo a casa en mi bicicleta de carretera para hacerlo un poco más largo y para simular los esfuerzos de la carrera. Ahora me relajaré y más tarde en la semana voy a hacer un entrenamiento mucho más largo”.

Intxausti espera llegar en buena forma al 2017, tras una decepcionante primera temporada con Team Sky. Entró este año con grandes expectativas en sus hombros y comenzó bien con el tercer puesto en la Volta a la Comunidad Valenciana a principios de febrero. Sin embargo, se desintegró poco después, cuando un episodio de mononucleosis lo dejó al margen hasta mediados de junio. Corrió el Tour de Eslovenia y el Tour de Polonia, pero sólo disputo tres etapas y no ha corrido desde entonces.

A pesar de las interrupciones, él sigue siendo optimista de que él puede reencontrar la forma que tenía una vez. “Tengo muchas ambiciones”, dijo de su temporada 2017. “Después de tanto tiempo perdido, enfermo y triste, finalmente quiero disfrutar sobre la bici con buena salud, estoy en constante forma, todavía estamos en diciembre, pero con calma, paciencia y trabajo espero volver a donde estaba antes”.

Intxausti estará de vuelta en el barro esta semana para el Asteasuko Ziklo-krosa en Asteasu el jueves. Después de eso, se dirigirá a Mallorca para un campo de entrenamiento antes de Navidad donde su enfoque es volver a la carretera.