Compartir

La Unión Ciclista Internacional (UCI) realizo el control de más de 500 bicicletas en búsqueda de fraude tecnológico en las primeras cinco etapas del Giro de Italia 2016.

Después de todo el revuelo que este problema está teniendo en estos últimos meses, la UCI quiere demostrar que está haciendo lo posible para que este tipo de fraude haga que pierda credibilidad el ciclismo.

Un oficial de pruebas de la UCI daba información mientras hacia la verificación a bicicletas del equipo australiano del Orica GreenEDGE. El oficial también informaba que los controles se harán de forma sorpresiva  y se podrían hacer antes o después de cualquiera de las etapas.

Hasta este momento no se han encontrados pruebas positivas. La UCI la semana pasada, informaba por medio de un comunicado que se controlaran la presencia de motores como también la presencia de imanes  en las ruedas que ayuden a los ciclistas.

La UCI también índico que usarían imágenes térmicas mientras se disputan las etapas en busca de motores, pero este tipo de tecnologías se aplicaran de forma selectiva. Por ahora, solo el seguirán haciendo las pruebas por medio de tableta como las que se han presentado en esta edición del Giro de Italia.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here